Juan García, el escultor que exporta monumentos desde Bolivia a La Rioja

Publicado por

55f5e0fd65efcLa pasada semana una caravana de seis camiones atravesó Santa Cruz llevando las piezas de un inmenso monumento ecuestre del caudillo Facundo Quiroga a la provincia argentina de La Rioja. La obra, de 20 m de alto por 20 m. de largo, fue construida en Cochabamba, en los talleres del escultor cochabambino Juan García, siendo el de Quiroga el segundo de una serie de siete monumentos que le han encargado en la Gobernación riojana. El primero fue el de otro caudillo, Ángel ‘Chacho’ Peñaloza.

“El monumento de Quiroga lo hicimos en dos talleres, con 15 personas en cada uno. Un año tomó hacer el monumento, y los proyectos, maquetas y diseño fue medio año. Solo el cuerpo del caballo ocupó todo el espacio de un taller, que tiene siete metros de alto”, comentó García, que a sus 46 años ya es un referente en la escultura de Bolivia.

Trabas

García viajará en estos días a La Rioja con seis de sus maestros escultores para hacer el ensamblado de las piezas, allá han contratado a 20 argentinos para que colaboren en esta labor.

El escultor cochabambino está un poco molesto por las trabas realizadas desde Impuestos Internos en esta ocasión para llevar su obra a Argentina. “Con el primero no hubo problemas, pero con este me están cobrando una tasa de exportación”, explicó García.

Según la Ley Nº 2206 del 30 de mayo de 2001, y el DS Nº 1241, del 23 de mayo de 2012, los artistas están exentos de gravamen, pero desde Impuestos Internos le dijeron a García que esto no cubre casos de exportación de obras. El escultor mostró incluso una carta del 30 de junio del ministro de Culturas, Marko Machicao, que solicita se exima a García de estos cobros, sin embargo, la situación sigue igual.

Inicios

Cuando tenía 8 años García vio E.T., de Steven Spielberg, y re cuerda que quería reproducir esa figura extraña que era el extraterrestre protagonista de la película con el barro con el que jugaba. A sus 20 se salió de la casa de sus padres y estuvo trabajando como costurero por cinco años, hasta que conoció a un maestro ceramista paceño y, junto con su hermano Édgar, fueron a La Paz a aprender sus técnicas de trabajo.

Con la cerámica estuvo un tiempo, hasta que el afán por hacer figuras más grandes lo llevó a las esculturas, ahí su gran maestro fue Gustavo Lara, que les dio becas trabajo a los hermanos García.

El primer monumento de Juan fue el del monseñor Walter Rosales, hace 17 años. Cobró apenas $us 2.000 dólares y tardó seis meses en construirlo. “Un monumento de ese tipo ahora lo hacemos en dos o tres semanas”, señala García.

El escultor ha hecho figuras de los caudillos cochabambinos Esteban Arze y Mariano Melgarejo (el de Melgarejo lo hicieron en una posición en la que no se perfile como un héroe, explicó García). Hasta ahora ha hecho más de cuarenta esculturas, entre bustos y monumentos. Actualmente tiene encargos en Brasil (un monumento a Che Guevara) y en Venezuela (uno de Simón Bolívar).

canvas