Saltar al contenido.

La Casa Rosada arma una estrategia para frenar los reclamos de los gobernadores

El Gobierno trabaja por estas horas contra reloj para elaborar una propuesta alternativa y por escrito para compensar la negativa de Mauricio Macri a devolver de manera inmediata el 15% de la masa de recursos coparticipables que retiene la Nación a las provincias.

El apuro responde a la necesidad de la Casa Rosada de evitar una derrota política en el Congreso, ante el rechazo de Sergio Massa a apoyar el decreto de necesidad y urgencia con el que el Presidente anuló el beneficio que poco antes de dejar el poder había otorgado Cristina Kirchner a los gobernadores, amparada en un fallo de la Corte Suprema que ordenó reintegrarles esos fondos a Santa Fe, Córdoba y San Luis.

Con escaso margen de acción, fuentes oficiales anticiparon a LA NACION que en las próximas horas se anunciará la creación del Consejo Federal de Coparticipación para concretar las promesas que hasta ahora fueron parte de las reuniones con los gobernadores, que se plasmarán en un documento que se presentará mañana. La fecha no es un dato menor: ese día volverá a juntarse la comisión bicameral que debe dictaminar sobre el decreto que anuló la devolución del 15%, ante el rechazo del diputado Raúl Pérez (Frente Renovador), que obligó ayer a postergar por segunda vez el debate. Sin Massa, el macrismo no puede avanzar con la aprobación.

Ayer, el propio Macri irrumpió en medio del estrés oficial por alcanzar una salida, en un intento de convencer a los gobernadores y a la oposición de que el Gobierno está ocupándose del tema. “Yo no objeto ese reclamo de las provincias; todo lo contrario, es absolutamente legítimo, pero también tenemos que velar todos, los gobernadores y el Presidente, por el equilibrio fiscal de la Nación”, planteó Macri en Corrientes, adonde trasladó la reunión de gabinete.

Según el Presidente, concretar esa devolución de manera inmediata es “imposible” y prometió debatir con los gobernadores la manera de compensar esos fondos que resignan las provincias para que puedan ver los efectos este año.

La resistencia de Massa llevó a que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, hiciera un último intento anteanoche, casi de madrugada, para convencerlo y se reuniera con él en su casa de Tigre. Pero se fue con las manos vacías y ayer el oficialismo debió cancelar el encuentro de la bicameral ante la certeza de que sería rechazado el decreto.

El líder del Frente Renovador se comprometió a no perjudicar las arcas nacionales, pero entiende que el Gobierno tiene que dejar plasmada la propuesta de manera concreta. Por eso, en Balcarce 50 comenzó a circular un borrador alternativo que incluiría la promesa que ayer mismo hizo el propio Macri de ir devolviendo esos fondos de manera gradual. Sobre esas palabras del Presidente gira la propuesta que hará pública la Casa Rosada en pocas horas.

Entre los planes alternativos que maneja el Gobierno, la masa total de recursos que le correspondería a cada distrito la iría devolviendo con giros en obra pública y una descentralización en materia impositiva, que podría incluir la ampliación del porcentaje que se coparticipa, por ejemplo, de impuestos como Ganancias y Bienes Personales. Tras la reunión que tuvo la semana pasada el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, con los 24 ministros de Economía provinciales, acordaron volver a verse el 16 de marzo. Cada gobernador debería elaborar su plan de obras. Pero el tema pasó a ser urgente. Se podría convocar a una nueva mesa para esta semana y dejar creado el Consejo Federal de Coparticipación, que en Balcarce 50 definen como una instancia institucional permanente de diálogo.

Ayer, Macri insistió en culpar a Cristina Kirchner por las cuentas nacionales. “El gobierno que terminó utilizó la discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos para tratar de disciplinar la política en el país”, remarcó, junto a su anfitrión, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi. Y denunció que la ex presidenta, al extender el fallo de la Corte a todas las provincias, intentó “poner un palo más en la rueda para el gobierno que llegaba”.

Con poco tiempo, las negociaciones con Massa y el peronismo se extendieron ayer hasta tarde e incluyeron un encuentro de Frigerio y Emilio Monzó, en la Cámara alta, con el jefe de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, para hacerle llegar el borrador con el que el Gobierno intenta salir hacia adelante antes de encontrarse con una derrota en el Congreso.

Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: