Saltar al contenido.

La venganza de Menem

Aquello de que la venganza es un plato que se come frío puede aplicarse a Carlos Menem y sus declaraciones sobre Cristina y Néstor Kirchner.

Hay que poner las cosas en un plano institucional. Menem fue un presidente constitucional, reelecto, que gobernó la Argentina por 10 años.

Actualmente es senador nacional y, hasta ahora, no tiene contraindicación de ningún tipo para votar en el Senado. Lo hizo en muchas ocasiones en favor del kirchnerismo. Así como aquellos votos -o presencias dando quórum- no fueron objetados tampoco sus explosivas declaraciones pueden ser descalificadas como producto de su avanzada edad.

Menem siempre ha sido un político astuto y ha desplegado su habilidad para decir las cosas más aventuradas sin perder la calma ni modificar su tono de voz.

El reportaje que concedió a Radio Ciudad es un ejemplo de ese estilo en el que, como al pasar, va hilvanando cosas graves y trascendentes.

Menem conoce bien su condición. Esto le da a sus declaraciones mucho mayor volumen, aunque sus dichos parecerían reducirse a ser repeticiones de rumores impersonales.

Por ejemplo, dijo Menem, que la muerte de Néstor Kirchner “quedó medio en duda”, recogiendo así y dándole cuerpo a los rumores que circularon inmediatamente después de la muerte del ex presidente.

Reveló que habrá una “autopsia” para determinar la causa del fallecimiento súbito en octubre de 2010 y remató: SDLqAhora con el nuevo gobierno -antes era imposible hablar de este tema- sostienen que a Néstor lo habría matado la mujer”.

Nada menos que Cristina Kirchner. Y explicó el por qué: “Porque Néstor, de acuerdo a lo que uno escuchó, la castigaba muy feo. Entonces, lo habría matado. Es la versión que le llegó a uno. Y ahora están por hacer la autopsia”.

No explicó de quién escuchó esa versión ni de dónde se enteró que hay una autopsia en marcha. Pero no se privó de repetir la versión del asesinato.

Menem no tiene nada de inocente en la política. Por el cargo que ocupó debe saber que ha puesto en la mesa una versión que la Justicia de oficio no puede ignorar. Hay que repetirlo: ex Presidente y senador.

La sorpresiva declaración de Menem, de 85 años, parece ser una respuesta a la hostilidad de los Kirchner con él desde que llegaron al poder, incluyendo la grosería de Néstor en la jura del riojano como senador.

Menem explicó que luego de que Kirchner lo elogiara como el mejor presidente de la historia, sabía que sería el primero en”clavarle un puñal por la espalda”.

Por Ricardo Kirschbaum para Clarín

A %d blogueros les gusta esto: