Saltar al contenido.

Casi diez mil víctimas de trata fueron rescatadas desde la sanción de la ley

104272_nota_El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación dio a conocer las estadísticas que se recabaron en el marco de las labores por la lucha contra la trata de personas. Es así, que se informó que desde la sanción de la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas del 9 de abril de 2008, fueron rescatadas 9987 víctimas, siendo 424 de ellas sólo en el mes de diciembre de 2015. Asimismo, se informó que se recibieron 6.268 denuncias telefónicas desde la creación de la línea 145, del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, que recibe denuncias las 24 horas los 365 días del año.

La trata de personas es una grave violación a los derechos humanos que implica el engaño, reclutamiento, transporte y explotación de una persona con fines sexuales, trabajo forzoso o alguna otra práctica análoga a la esclavitud.

En el año 2008, se sancionó en la Argentina la Ley 26.364 cuyo objetivo es la prevención y sanción de la trata de personas y la asistencia a sus víctimas.

Desde la sanción de la ley hasta el 31 de diciembre de 2015, se han rescatado y/o asistido a un total de 9987 víctimas: 169 en 2008; 439 en 2009; 569 en 2010; 1576 en 2011; 1568 en 2012; 1746 en 2013; 1810 en 2014 y 2110 en 2015. De este total, el 91% (9044 víctimas) eran mayores de edad, mientras que el 9% restante (943 víctimas) eran menores de edad. 5373 víctimas (un 54%) eran extranjeras, mientras que el 46% (4614 víctimas) eran argentinas. El 53% de las víctimas rescatadas (5147 de ellas) padecieron explotación laboral, mientras que el 48% (4813 de ellas) fue explotación sexual y otros 27 casos por otro tipo de exploración.

Los números que dejó el 2015- El informe indica, además, que durante el año pasado fueron rescatadas: 38 víctimas en enero; 95 víctimas en febrero; 141 víctimas en marzo; 174 víctimas en abril; 226 víctimas en mayo; 145 víctimas en junio; 198 víctimas en julio; 131 víctimas en agosto; 330 víctimas en septiembre; 134 víctimas en octubre; 74 víctimas en noviembre y 424 víctimas en diciembre.

Asimismo, desde el primero de enero al 31 de diciembre se contabilizó que el 95% de ellas (1997) eran mujeres mayores, mientras que el 5% (113) eran menores de edad. 1261 Víctimas (60%) fueron rescatadas por explotación laboral, mientras que el 40% (849 víctimas) por explotación sexual. Asimismo, 1304 de las víctimas eran mujeres, 798 hombres y 8 trans.

Se informó que 1212 eran extranjeras, mientras que 898 eran argentinas. Del total de las extranjeras, la mayor parte de las víctimas tenían como país de origen Bolivia, seguido por las de Paraguay, República Dominicana, Perú, Brasil y un 2% de otros países.

En cuanto a las intervenciones, fueron 198 allanamientos por explotación sexual, 201 entrevistas y asistencia en declaración y 184 operativos por explotación laboral.

En cuanto a las llamadas recibidas por el 145, el total de las denuncias fueron 600 en 2012; 1142 en 2013; 1794 en 2014 y 2732 en 2015. Del extracto del último año, se conoció que se recibieron 136 denuncias en enero; 169 en febrero; 234 en marzo; 224 en abril; 238 en mayo; 202 en junio; 266 en julio; 268 en agosto; 241 en septiembre; 255 en octubre; 245 en noviembre y 227 en diciembre. El tipo de denuncias recibidas en este período fue el 42% por explotación sexual; el 24% por explotación laboral; el 13% por persona desaparecida; 6% por secuestro y venta de niños, entre otros. El 5% por posible captación; otro 5% por oferta laboral engañosa; un 4% por publicidad de oferta sexual y un 1% por traslado de personas.

En cuanto a las procedencias de las denuncias, se registró que la gran mayoría era de Buenos Aires y Capital Federal con el 51%; el 17% correspondió a Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa; un 12% San Juan, Mendoza y San Luis; el 6% Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero; un 5% Neuquén, Rio Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego; otro 5% realizadas vía Internet; mientras que un 3% correspondieron a Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, y un 1% de otros países.

Sin clientes no hay trata- Cualquier persona puede ser una víctima de trata sexual. Pero, por lo general, las redes aprovechan situaciones de alta vulnerabilidad socioeconómicas y/o relacionadas con la condición de migrante, la explotación sexual también está atravesada por una cuestión de cerero: afecta de manera particular a mujeres, niños, niñas, adolescentes, travestis y personas trans. En la mayoría de los casos, las víctimas de trata no se reconocen como víctimas de un delito ni tienen conocimiento de sus derechos. Por este motivo y por temor a lo que pueda ocurrirles a sus familias, les resulta difícil denunciar la situación que las somete.

A %d blogueros les gusta esto: