Funcionario de Casas: Macri “pone al país rumbo a la república perdida”

brizuela p 04 febAl hacer un balance de los primeros 75 días de gestión del gobierno encabezado por Mauricio Macri, el secretario de Derechos Humanos de la administración de Sergio Casas aseguró que “tras la encendida y sobreactuada defensa de la institucionalidad y las prácticas genuinamente democráticas vociferadas durante la campaña electoral, Cambiemos ha puesto a la Argentina con rumbo a una nueva República Perdida”.

Délfor “Pocho” Brizuela se lamentó acerca de “cuán lejos estamos hoy de esa Republica con división de poderes, con funcionamiento de las instituciones, con respeto a la constitución y las leyes, con pleno acceso a la información pública y con diálogo con los que no piensan igual para cicatrizar, lo que el propio Cambiemos caracterizaba como la ´grieta´ por donde sangraba la ´Patria´”.

Para el dirigente, “como si, tras el final de la campaña electoral, la fuerza política que hoy ejerce el gobierno, se hubiese sacado su disfraz de profundo demócrata, se dedicó a gobernar por decreto que para nada es una virtud democrática, intentó designar jueces supremos eludiendo el mecanismo constitucional, derogó leyes con amplísimo consenso social y político sin esperar la presentación en el congreso para ser debatidas por la representación del Pueblo Argentino”.

“Por otro lado –agrega “Pocho” Brizuela—anuló, con maniobras unilaterales, políticas públicas que garantizaban derechos consagrados en las leyes, como, por ejemplo, los que tienen que ver con derechos humanos, como atención de víctimas y acompañamiento, o derechos constitucionales como el de reunión y petición ante las autoridades, a través del famoso protocolo para limitar manifestaciones”.

“Pero está también, recuerda “Pocho”, la insólita detención de Milagro Sala, sin que se haya garantizado a ella y sus compañeras las buenas prácticas del debido proceso.
Con la misma práctica, lesiva, discrecional y autoritaria, se echó a miles de trabajadores con la presunción de culpa y el calificativo estigmatizante de ´ñoquis´ sin permitir el más mínimo recorrido administrativo y legal que es previo a toda sanción.

Y como si esto fuera poco, continúa Brizuela, aparecen fiscales y jueces conocidos por su fe macrista y su clara pertenencia a prácticas corporativas y extorsivas de algunos sectores de la Justicia, que con el beneplácito del Poder Ejecutivo y la apoyatura de la mayoría de los medios, promueven acciones sensacionalistas que, lejos de tener como fin el impartir justicia, son maniobras destinadas a atrapar la atención de la población, mientras se concreta el ajuste feroz que terminará en endeudamiento, despidos, baja de los salarios y las conquistas laborales y destrucción de la industria nacional”.

Finalmente, Brizuela subrayó el hecho de que  “aunque resulte difícil de creer, aquellos amantes del republicanismo y la plenitud de una democracia cristalina de la campaña, son los mismos que hoy quieren conducir a la Argentina a una República Perdida”, remató.

Fuente: comunicado de Secretaría de Derechos Humanos de La Rioja

canvas