Saltar al contenido.

La Rioja da marcha atrás con la cárcel para los conductores borrachos

Control-alcoholemia_CLAIMA20160307_0098_28El gobierno riojano decidió dar marcha atrás con un polémico decreto que establecía tolerancia cero de alcoholemia para los conductores pero además les imponía un arresto de hasta 30 días.

Según Clarín, el Ejecutivo Provincial confirmó que está elaborando un nuevo proyecto de ley para modificar el decreto 840 ratificado por Ley 9707, que estableció la alcoholemia cero y donde se determina como una conducta contravencional a las de aquellas personas que conducen un automotor o ciclomotor en estado de ebriedad. Ese decreto impone hasta 30 días de cárcel y multas altisimas así como el decomiso del vehículo del conductor en falta. El gobierno sostiene que el decreto, vigente desde hace casi dos años, evitó muchas muertes y accidentes.

Pero al mismo tiempo, el decreto tuvo una contracara negativa: muchos de los detenidos después son suspendidos o despedidos de sus trabajos. También sucede que los vehículos son secuestrados y el propietario nunca lo va a buscar, porque le sale más caro pagar la multa que el valor del vehículo, como sucede con algunas motos. Hay unas 200 motos cuyos propietarios nunca fueron a retirar.

El nuevo proyecto lo elaborarán en conjunto el Ministerio de Gobierno, la Secretaría de Seguridad, la Jefatura de Policía, y la Agencia de Seguridad Vial.

El ministro de gobierno, Claudio Saúl explicó que en base a las distintas graduaciones alcohólicas se establece una sanción pecuniaria (multa), a quienes manejen con un nivel de alcohol en sangre de 0,2 a 0,9 gramo/litro.   En ese sentido, reveló que el proyecto de ley que se está elaborando para ser enviado a la Legislatura de la Provincia, sí establece que aquellas personas que igualen o superen a 1,0 gramo/litro de alcohol en sangre serán demoradas o detenidas, entendiendo que poseen una ingesta alcohólica profunda.

“Si bien cada cuerpo humano posee diferente capacidad de absorción en cuanto al alcohol en sangre, los profesionales médicos también afirman que existen parámetros intermedios que determinan medias. De manera que superando o igualando el 1,0 gramo/litro de alcohol en sangre, el conductor está en un estado altamente riesgoso para la vida y salud de sí mismo, como de terceros”, indicó el funcionario.   Así, con esta modificación se estaría logrando un estado intermedio, donde aquellas personas que hayan tomado moderadamente, si bien no pueden conducir, no las alcanzará la medida en cuanto a la detención, resaltó el gobierno. Igualmente las altas multas, que superan los diez mil pesos y el decomiso de vehiculos se seguira aplicando.

El decreto 840 habia sido criticado por varias entidades, entre de ellos, abogados, porque consideran que viola garantias constitucionales como por ejemplo que la prision solo puede ser dictada por un juez competente.

A %d blogueros les gusta esto: