CdHcu-TW8AAYrZB

El ex ministro de Salud, Marcos Perera, se transformó en los ojos del Tribunal de Cuentas de la provincia en el área sanitaria de la provincia. Quien fue echado de la administración gubernamental fue designado como auditor, con el fin de supervisar la gestión de la ministra de Salud Judit Díaz Bazán.

Perera, quien acompañó al ex gobernador Luis Beder Herrera el sábado que tuvo una afección cardiáca y luego dispuso que sea trasladado a Buenos Aires, tiene la misión de controlar los recursos que llegan al hospital en plena administración de la ex diputada radical, designada por el gobernador Sergio Casas.

El ex ministro de Salud caracterizado por su estilo no político y con lazos comerciales con la obra social APOS fue nombrado asesor especializado por el presidente del Tribunal de Cuentas, Luis Zamora, otro hombre de Beder Herrera dentro del gobierno de Casas.

De esa forma, logró un cargo ad honorem, a pesar que su proyecto de hospitales sanitarios fue un fracaso, mientras que la actual gestión habría encontrado una sobrefacturación y determinaría una denuncia penal.

26576_1456309640.jpg_lMás información

Hospitales móviles: Se inauguraron como una salvación y hoy están abandonados