milani_34

Graciela Ledo, hermana del soldado Alberto Ledo, de cuya desaparición durante la dictadura fue acusado el general César Milani, opinó hoy que el militar “sigue prestando servicios de inteligencia” en forma paralela a los organismos oficiales y por ese motivo no avanzan las causas judiciales en las que está involucrado.

El ex jefe del Ejército “sigue prestando servicios de inteligencia” en forma paralela, sostuvo y advirtió que de lo contrario no se explica cómo la justicia en Buenos Aires, Tucumán y La Rioja no hace nada con los procesos en su contra.

Ledo, en declaraciones a radio FM La Red de La Rioja, informó que la próxima semana presentarán un planteo de “pronto despacho” ante la Cámara de Apelaciones de Tucumán, porque ya está constituida en pleno.

“Lo que vamos a solicitar es que se active la causa y que ellos resuelvan unos cuantos incidentes que tienen que resolver para que continúe el proceso, entre ellos los planteos de la querella y la fiscalía de que lo citen a indagatoria a Milani” por la desaparición del soldado Ledo, ocurrida en Tucumán, en 1976.

La causa abierta en Tucumán “el único detenido que tiene es el capitán (Esteban) Sanguinetti, que está con prisión domiciliaria desde 2013”, lamentó.

“La causa sigue dilatándose y nosotros, que somos víctimas de la represión, seguimos sin tener acceso a la verdad” agregó.

“Creo que Milani es un personaje siniestro de la dictadura” cuya participación en la represión está sostenida por “numerosos testimonios”, tanto en Tucumán, como en las causas de los tribunales de La Rioja y Buenos Aires, consideró.

Sin embargo “sigue sin ser juzgado, indagado, condenado por ser un personaje de la inteligencia desde 1975, que va tejiendo acuerdos e impunidad y borrando pruebas”, manifestó.

“Una de las pruebas que ha borrado es el acta de la supuesta deserción de mi hermano”, dijo la mujer.

Recordó que “el gobierno anterior, que impulsó los juicios de lesa humanidad, puso a este personaje a conocer la intimidad de las personas desde el aparato de inteligencia” en lugar de investigar “la trata, el narcotráfico”.

Pero también advirtió que el gobierno de Mauricio Macri “tampoco ha hecho nada con estas causas. Y eso que el actual ministro de Defensa, Julio Martínez, había considerado antes de asumir, que Milani era una afrenta a los derechos humanos”.

“El, con su aparato intacto, no rinde cuenta de absolutamente nada” porque “Macri sigue utilizando los servicios” que maneja Milani. “Yo creo que él sigue prestando servicios de inteligencia” en forma “paralela” al actual gobierno nacional, subrayó.

Por Agencia DyN