2El fondo es la pelea por la sucesión de Casas, en donde Bosetti construye poder en base a 17 legisladores, que previamente se habían reunido con él.

El diputado nacional no pudo este martes con la unificación de criterios de los bloque de diputados justicialistas. Luis Beder Herrera encabezó un almuerzo en la Residencia Oficial, en la que participaron los legisladores del oficialismo, de todos los sectores que responden al gobierno, como así también el gobernador Sergio Casas y el vicegobernador Néstor Bosetti.

La comida se dio tras otro encuentro que había mantenido Beder Herrera con el bloque de legisladores que preside Alejandra Oviedo.

En la Residencia Oficial se planteó la necesidad política, y fundamentalmente la subsistencia del Ejecutivo provincial, que los senadores de La Rioja (Carlos Menem, Hilda Aguirre de Soria y Teresita Luna) voten en consonancia con el macrismo para el pago de la deuda a los holdouts.

Sin embargo, Luna anticipó que este miércoles votará en contra del endeudamiento del país. Mientras que Aguirre de Soria había escrito una carta pública en donde se mostró muy lejos de la política del presidente Mauricio Macri.

En tanto, Menem –si asiste a la sesión- podría favor como lo pretende Casas, tras el compromiso asumido con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que los tres senadores votarían a favor del pago a los fondos buitres.

Beder Herrera llegó al almuerzo, luego de Semana Santa, que dedicó para pescar en el sur del país con un grupo de amigos.

La Residencia Oficial sirvió además para que haya compromiso de los dos bloques para no entorpecer al gobierno, aunque los sectores de Oviedo como de Marcelo del Moral, enrolado con Bosetti, no dieron muestras de unificación de criterios en la modalidad de trabajo, como antes sucedía en la gobernación de Beder Herrera.

El fondo es la pelea por la sucesión de Casas, en donde Bosetti construye poder en base a 17 legisladores, que previamente se habían reunido con él. Allí se acordó lo que luego pasó ante el ex gobernador: seguir como está todo, es decir con bloques distintos.

Más allá de la pelea local: el miércoles se puede definir el futuro de la gobernabilidad de la provincia. Macri estaba convencido que los tres senadores de La Rioja lo apoyaban en el Congreso. Pero eso no sucedería, como se había comprometido el gobierno de Casas, Bosetti y Beder Herrera, el jefe del proyecto político.