Paredes Urquiza se transforma en el peronista de palabra para el Presidente

Ce5wwd3XIAAe1roEl intendente fue convocado por Frigerio para hablar a solas. Fue tras el desplante del gobierno provincial con Macri. La Casa Rosada critica el doble discurso de los dirigentes riojanos.

Sergio Casas, Néstor Bosetti y Teresita Madera se enteraron este jueves que Alberto Paredes Urquiza había sido convocado por la Casa Rosada. Se dieron cuenta en la antesala del despacho de Rogelio Frigerio, quien los hizo esperar para atender al intendente riojano.

Fue la primera señal que la relación está fría entre la provincia y la Nación, a raíz del criticado doble discurso que no lo avala el Presidente. Hasta Bosetti habló con Mauricio Macri, tras que le abrió la puerta Ramón Díaz.

El jefe comunal no fue partícipe del encuentro del miércoles entre Casas y el ministro del Interior, y este jueves tuvo el privilegio político de hablar de todos los temas con uno de los hombres políticos del macrismo.

Paredes Urquiza alejado de la guerra fría entre el gobernador y el vicegobernador, logró que haya compromisos concretos para trabajar directamente con la Nación. Del lado riojano existe la palabra –que valora Macri- de hacer entender que los primeros seis meses serán difíciles, ya que se debe blanquear todo lo congelado por el kirchnerismo.

El intendente busca que se lo respete como administrador de una capital de provincia y ya estuvo también con Macri y ahora espera que se cristalicen los proyectos para el municipio más importante de La Rioja.

Como autónomo del peronismo, el titular del Palacio Municipal se mueve en los despachos de la Casa Rosada y sospecha que hay un entorpecimiento de la gestión de Casas que nace de la Legislatura, aunque el gobernador no se da por enterado. El macrismo tomó nota del doble discurso político.

Frente a ello, ya tiene el CBU en el Banco de la Nación para que lleguen recursos frescos para el municipio, con el fin del fortalecimiento de los servicios públicos. Cree que ese será el mejor trampolín para cualquier aspiración en el 2019, aunque antes están las elecciones legislativas del año que viene.

Julio Martínez, como ministro de Defensa, tuvo un gesto con Paredes Urquiza a la hora que el Ejército salió a limpiar la ciudad. Quizás más adelante se traduzca en un acuerdo político, con el fin de ampliar Fuerza Cívica Riojana.