Saltar al contenido.

La obra pública, el talón de Aquiles que el gobernador heredó

Ce-BLiLWQAA2sVFCasas todas las semanas va a la Casa Rosada para pedir que se pague la deuda con las empresas. Sin embargo, casi todas las obras están objetadas por la Nación

Luis Beder Herrera utilizó el sistema de ONG´s para hacer obra pública con recursos nacionales. Por ello, no se pudieron rendir esos fondos nacionales, ya que la ley impide debido que eran fondos con destino específico.

La Nación espera que se rindan los fondos eléctricos, en donde un porcentaje habría terminado en el aire acondicionado del Superdomo, todavía no terminado.

Como el Superdomo que se construyó con recursos del Plan Más Cerca, cuyo principal objetivo era hacer obras a través de los municipios.

Y así cada una de las obras, como la construcción de la línea de 132 kv entre La Rioja y Chilecito, en donde el gobierno nacional puso la lupa en la empresa Equivial SA, cuyo dueño vivía en Chubut y de pronto se quedó a vivir cerca de Anguinán.

Como la obra del comedor universitario, que fue adjudicada a la empresa Pircas Negras, de la familia del ex gobernador. Los planes de viviendas, escuelas, hospitales y toda la deuda que se generó en el gobierno del matrimonio Kirchner se auditan, ya que las empresas vinculadas al poder político peronista manchó a las demás firmas constructoras.

Para Sergio Casas es un dolor de cabeza reclamar primero $400 millones y luego su ministro de Infraestructura, Juan Velárdez, pidió $900 millones por la obra pública, ya que todo lo manejó Beder Herrera, hoy diputado nacional.

En la Casa Rosada no distinguen a hermanos, sobrinos, primos y Lázaro Baéz, ya que todos están en la misma carpeta de objetados. La Nación envía recursos a cuenta gotas por este reclamo y la Provincia le dice a las empresas que no tiene dinero para adelantarles.

A %d blogueros les gusta esto: