Saltar al contenido.

ESUCO: La constructora del hospital de la Madre y del Niño en la mira del juez Casanello

Es a raíz de la declaración de Fariña. Casanello envió copias a Ercolini, Rafecas y Martínez de Giorgi para que se incorporen a las causas que tienen a su cargo

El juez federal Sebastián Casanello remitió a otros jueces federales la declaración del “valijero” de Lázaro Báez , Leonardo Fariña , que habló durante 12 horas el viernes pasado por la causa que investiga presuntas maniobras de lavado de dinero por la que se encuentran presos el empresario santacruceño y su contador Daniel Pérez Gadín .

La decisión del magistrado de compartir parte de la declaración de Fariña se basa en que abarca hechos que ya están siendo investigados por sus pares Julián Ercolini, Daniel Rafecas y Marcelo Martínez de Giorgi.

En el documento consigna: “Es necesario hacer una digresión para poner en situación esa declaración. Fariña es imputado, no testigo. Esto quiere decir que no prestó juramento ni promesa de decir verdad, más allá de su acogimiento a la ley 26.683. Claro que esto no implica que no podamos albergar expectativas respecto de la utilidad de sus aportes para el éxito de la investigación, pero sí obliga, tal como lo señala nuestro código de procedimientos, a que se ordenen medidas de prueba para verificar si lo que dijo es real (art. 304 CPP). El tribunal está abocado a esa tarea, la que ha justificado el dictado del secreto de sumario.

Fariña hizo referencia a un ‘plan sistémico cuyo objeto fue el vaciamiento de las arcas públicas mediante la obra pública’. Explicó que existía una estructura para la adjudicación fraudulenta de obra pública que involucraba al Ministerio de Planificación Federal, a la Cámara Argentina de la Construcción y a la SIGEN, entre otros organismos, y que favorecían a las empresas de Lázaro Báez y de Carlos Wagner -presidente de la C.A.C-, tales como Austral Construcciones, Gotti, Kank y Costilla, Sucesión de Adelmo Biancalani, ESUCO, etc. Añadió la participación en el esquema de la AFIP, la UIF y el BCRA. No sólo ello, sino que también sugirió que la complicidad se extendía hasta el Poder Legislativo, pues allí se aprobaba el presupuesto de donde salía el financiamiento para las obras. También aludió a la asignación de áreas petroleras a empresas de Lázaro Báez (Epsur y Misahar), a la licitación de la represa Cóndor Cliff, al otorgamiento de créditos hacia las empresas de Báez por parte del Banco de la Nación Argentina y a la emisión del fideicomiso financiero en Nación Fideicomisos (asunto en el que sí habría tenido intervención directa).

Esta primera parte del relato de Fariña merece un análisis aparte porque, en gran medida, abarca hechos que ya están siendo investigados por el Dr. Julián Ercolini, en la causa n° 15.734/08, del registro del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 10″.

Casanello sostiene que su juzgado no puede obviar las intervenciones de Fariña y que, por tal razón, debe dar cuenta a los magistrados Ercolini, Rafecas y Martínez de Giorgi de su contenido.

img-20141219-wa00233

Resolución completa

Notas relacionadas

Pagan $27 millones a empresa por readecuación del hospital de la Madre y el Niño

 

A principios de noviembre entregan obra del Hospital de la Madre y del Niño

 

El Hospital de la Madre y el Niño entró en pleno funcionamiento

 

A %d blogueros les gusta esto: