Once provincias aumentaron este año la presión tributaria en el impuesto a los Ingresos Brutos, especialmente a grandes contribuyentes

Once provincias aumentaron este año la presión tributaria en el impuesto a los Ingresos Brutos, especialmente a grandes contribuyentes; mientras que cinco provincias la redujeron en los casos de pequeñas empresas, informó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

La mayor suba se dio en Tucumán, para las empresas que facturan más de $ 250 millones.

La ciudad de Buenos Aires y Chubut tuvieron una suba “implícita”, ya que “no adecuaron los tramos de facturación para las alícuotas incrementadas”.

Y hubo provincias que aplicaron subas sobre sectores específicos, como Jujuy y La Rioja que subieron la presión impositiva para las empresas de telefonía móvil, así como Tierra del Fuego aumentó el impuesto para las entidades financieras.

En el promedio de todo el país, las empresas industriales locales pasaron este año de 1,08% a 1,17% su alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos; frente a las industriales de “extraña jurisdicción”, que pasaron de 3,38% a 3,53%.

Un comercio grande subió su alícuota del impuesto de 3,60% a 3,77%; frente a la reducción que tuvieron los pequeños comercios, de 2,91% a 2,88%.

Córdoba y Santa Fe aplicaron este año “subas de presión tributaria a grandes contribuyentes y reducción a pequeños”, sostuvo el informe del área de Finanzas Públicas y Federalismo Fiscal del IARAF.

Sus autoras, que son Sofía Devalle, Magdalena Godoy y Marianela Marcó, plantearon que, “frente a un escenario en el cual las provincias vuelven a tener un mayor acceso a financiamiento, urge una revisión de este controvertido impuesto, al menos en lo concerniente a las fuertes subas que han venido aplicando muchas provincias en los últimos años”. (Clarín)