El ex presidente podría decirlo el próximo viernes durante su declaración ante el juez Carlos Villafuerte Ruzo, en la causa que investiga un supuesto atentado. La audiencia será a partir de las 11 en el despacho del senador por La Rioja y de la misma participarán, además del testigo, el juez y el abogado de la querella, Juan Labaké.

El enigma de la muerte de Carlos Saúl Facundo Menem, hijo del ex presidente y actual senador Carlos Menem, podría ser revelado el próximo viernes por su propio padre en la audiencia a la que fue citado el ultimo miercoles por el juez Carlos Villafuerte Ruzo.

De acuerdo con su declaración de marzo último, Menem deberá decir, a 21 años del presunto accidente que costó la vida a su primogénito, quiénes realizaron el atentado cuando volaba en helicóptero junto al ex piloto de automovilismo Silvio Oltra, cómo y por qué lo hicieron.

La audiencia será a partir de las 11 en el despacho del senador por La Rioja, y de la misma participarán, además del testigo, el juez y el abogado de la querella, Juan Labaké.

“Se fijó la fecha y el senador ya fue notificado”, detalló en declaraciones radiales el magistrado de San Nicolás, lugar donde cayó la nave el 15 de marzo de 1995. “Él tiene la obligación de declarar como testigo y decir todo lo que sabe. Es importante que esté presente para poder formularle repreguntas, más allá del texto que presente”, remarcó Villafuerte Ruzo.

En referencia a la declaración escrita que el ex mandatario hizo en marzo último, el juez afirmó que “directamente dijo que sabía quiénes habían provocado la muerte del hijo, dónde y cómo”. Además, subrayó que Menem ya “no tiene impedimento legal para declarar”, porque el presidente Mauricio Macri lo liberó de la carga del secreto de Estado.

Al respecto, Labaké, abogado de Zulema Yoma, la madre de Carlitos, le dijo a “Crónica” que Macri “procedió de modo poco reflexivo al autorizar al ex presidente a revelar un secreto de Estado sin saber de qué se trata; por lo menos, debió hablar con él”.

Luego, el defensor recordó que el pasado martes 3 debió celebrarse una audiencia con la misma finalidad, pero se pospuso para el próximo viernes, explicó el letrado, quien representa a Zulema desde cuando ella sostenía que el helicóptero en que viajaba su hijo había sido derribado con armas de fuego.

El entonces presidente Menem negaba tenazmente esa hipótesis, pero años después cambió de parecer ante las pericias balísticas pedidas por Labaké.

Fuente: Crónica