f620x0-255451_255469_8

Pastoral Social de la Iglesia pide que se regule el funcionamiento de los casinos

Le reclaman a la Legislatura que el proyecto de ley se trate para evitar el ‘daño social’ que puede generar la adicción al juego

La Pastoral Social de la Iglesia Católica riojana reclamó ante la Legislatura provincial que regule por ley el funcionamiento de los casinos para evitar el “daño social” que puede generar la adicción al juego.

La Pastoral Social de la Iglesia Católica riojana entregó un escrito y se hizo presente en el recinto para reclamarle a la Legislatura que regule por ley el funcionamiento de los casinos para combatir la ludopatía.

En la sesión ordinaria del jueves, finalmente, el proyecto de ley del año 2014 pasó a comisión.

En un escrito presentado a los diputados provinciales, en su gran mayoría peronistas, los integrantes de la Parroquia Resurrección del Señor y otros firmantes dijeron que los casinos y salas de juegos de azar “generan daño social, familiar, sanitario, económico y cultural” en La Rioja y los responsabilizó de haber multiplicado la ludopatía.

La Pastoral Social destaca la necesidad imperiosa de limitar el horario de funcionamiento y la reubicación de estos comercios ante la sospecha de “desinterés legislativo y ejecutivo a la hora de regular un enorme negocio que parece carecer de los mínimos controles que merece un sistema democrático”.

El texto afirma que la “adicción” al juego es alimentada por salas construidas para “provocar una creciente dependencia que impide a muchos de los que asisten ejercer con plenitud su libertad y poner en juego las fuerzas de su voluntad”. Si bien el daño “afecta a todos los sectores sociales, es fácilmente comprobable que el sector más afectado es el socioeconómicamente más vulnerable”.

La Pastoral hizo preguntas claves, cuyas respuestas se desconocen en La Rioja, como “¿Cuánto ganan los casinos y las casas de juego en La Rioja? ¿Cuánto de lo que ganan queda para el Estado y la sociedad?”, cómo se distribuye; cómo se fiscaliza; cuánto gana el Estado; cuánto gasta en tratar la ludopatía; dónde y cómo se trata, entre otras.

La presidenta del bloque opositor de Fuerza Cívica Riojana, Inés Brizuela y Doria, manifestó su adhesión al pedido dado que hace falta “poner límites a esta actividad, que es un cáncer”.

La diputada provincial admitió que en torno al juego de azar en La Rioja “se dan casos de robos, usura y hasta de prostitución” y que en la provincia está vigente “una ley para tratar la ludopatía, pero no se cumple”.

La Pastoral Social recoge el guante de una lucha histórica emprendida durante los años 70 en la provincia por monseñor Enrique Angelelli, asesinado en 1976.

Fuente: DyN