Saltar al contenido.

Mindlin le compró a Ashmore las empresas eléctricas de Salta, San Luis y La Rioja

Marcelo Mindlin, Rogelio Pagano y Alejandro Macfarlane trabajaron juntos en Pampa, el fondo de inversión que compró Edenor tras la devaluación y salida de la convertibilidad de 2002.

Rogelio Pagano, un empresario que es accionista de la distribuidora eléctrica de Salta (Edesa) anunció ayer la compra de Eden, que lleva luz al norte y centro de la provincia de Buenos Aires y Edes, que distribuye en el sur de la misma provincia. También se quedó con una mayor participación accionaria adicional en Edesa.

La operación se realizó en más de US$ 200 millones y más de la mitad de la financiación de la misma fue realizada por UBS y el fondo Carval (que estuvo ligado a Cargill, pero desde 2006 es una “subsidiaria independiente”). Según aclararon voceros de la transacción, UBS y Carval actuaron como financistas y no serán accionistas. El vendedor es el empresario venezolano Miguel Mendoza. Este experto en fusiones y adquisiciones controla Power Infraestructure. Ya era socio de Pagano en Edesa.

Eden posee 334.000 clientes, mientras que Edes anota 185.000. Junto con las facturas que emite en Salta (311.000), Pagano pasará a administrar una cartera de 830.000 usuarios.

Para concretar esta transacción, Pagano -junto a otros inversores locales que no fueron identificados- recurrió a un préstamo de US$ 100 millones otorgado por UBS y Carval.

Marcelo Mindlin, Rogelio Pagano y Alejandro Macfarlane trabajaron juntos en Pampa, el fondo de inversión que compró Edenor tras la devaluación y salida de la convertibilidad de 2002. Ahora, cada uno de ellos posee distribuidora eléctrica propia. En el pasado, todas esas firmas estuvieron relacionadas entre si.

Edesa, que es la que ahora está comprando Eden y Edes, fue de Edenor hasta 2012. Pagano la compró en ese momento, asociado con Mendoza. Eden también fue de Edenor , pero hasta febrero de 2013. Mendoza la adquirió a través de Power Infraestructure, porque Edenor no podía sostenerla, según explicaron. En 2011, Mendoza ya se había anotado el 90% de Edes.

A su vez, Power Infraestructure se quedó con dos distribuidoras que eran de la estadounidense AES. Eran Edes (que conservó) y Edelap, que distribuye luz en la plata. Sin embargo, esta fue vendida (junto con un 10%) de Edes a Macfarlane, que también fue parte del management en empresas de Mindlin.

Mindlin le compró al fondo de inversión Ashmore las empresas de distribución eléctrica de Salta, San Luis y La Rioja. Su interlocutor en esas transacciones fue el mismo Miguel Mendoza.

Fuente: Clarín

A %d blogueros les gusta esto: