Saltar al contenido.

La Justicia sospecha que López le dio obras a una empresa propia en La Rioja

Rovella Carranza SA recibió contratos por casi $ 17.000 millones en 11 años; está entre las 10 firmas más beneficiadas; el fiscal dijo que fueron licitaciones direccionadas

José López , secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, está preso por enriquecimiento ilícito y la Justicia tiene una hipótesis sobre cómo hizo ese dinero: “interesándose” y “direccionando” licitaciones. Si bien la investigación es amplia, se sospecha de una firma en particular como destinataria dilecta de sus favores: Rovella Carranza SA.

Esta firma construyó rutas que el Estado pagó por $ 16.806 millones entre 2003 y 2014 y forma parte del top ten de las empresas que, según el ranking del ex ministro de Planificación Julio De Vido , fueron las principales beneficiadas en la adjudicación de obras públicas a nivel nacional.

El fiscal Federico Delgado reclamó esta semana que, como parte del caso por enriquecimiento ilícito que avanza contra López, se profundice la investigación sobre el presunto trato privilegiado que como funcionario le dio a Rovella Carranza. Así dejó en claro su sospecha de que detrás de ella está la sombra del ex secretario.

Rovella Carranza figura en la nómina de aquellos contratistas de Vialidad Nacional que debían ser favorecidos con pagos privilegiados, según la denuncia que presentó el gobierno macrista como resultado de una auditoría.

“Los diez primeros sí o sí se paguen!!!”, dice la orden, escrita a mano, junto a una planilla con los nombres de 60 acreedores de la secretaría de Obras Públicas. Rovella Carranza aparece en el primer lugar.

Es la empresa a la que más dinero debía abonársele, según este documento. Por debajo, entre las 10 primeras, están además Austral Construcciones, de Lázaro Báez (6°), y Iecsa, de Ángelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri (8°).

“Es como una hipotética regla de tres simple -afirmó esta semana el fiscal Delgado-: a mayor éxito conseguido por Rovella Carranza en las licitaciones de obra pública nacional, más abultados resultarían los bolsillos del funcionario a cargo de adjudicar dichas licitaciones y los de sus familiares directos”. Es decir, de López.

Rovella Carranza empezó a operar hace más de dos décadas y se hizo fuerte en San Luis, donde todavía hoy tiene su sede social. Allí construyó buena parte de las gigantescas obras de los Rodríguez Saá. Durante el kirchnerismo creció en el resto del país, desde Formosa hasta Chubut.

Las sospechas de Delgado sobre la relación Rovella-López van incluso más allá del supuesto favorecimiento. Cree que López podría haber sido quien, en las sombras, manejaba Rovella Carranza.

En el gobierno nacional también están detrás de esta hipótesis, según dijeron a LA NACION dos funcionarios de jerarquía. El fiscal espera ahora profundizar la línea de investigación, informaron fuentes de la causa.

En su presentación de esta semana, refiriéndose a este caso, Delgado recordó que Leonardo Fariña, en su declaración de abril como “arrepentido”, había relatado que en Santa Cruz “se empezaron a comprar empresas de obra pública para aumentar la capacidad técnica de obra y de esta forma generar gasto ficticio” y sacar del circuito “dinero en efectivo”.

Dijo que para eso “entró en juego” Gotti Hermanos SA, controlada por Báez. Delgado destacó además que Rovella Carranza fue la firma que compró Gotti, según informó la nacion LA NACION en septiembre de 2013.

El nexo de Báez con López también quedó expuesto ayer con el hallazgo en el allanamiento a la casa de Tigre del ex funcionario de un contrato de alquiler por un inmueble en Río Gallegos.

“El círculo se cierra indefectiblemente de nuevo en José Francisco López -afirmó el fiscal-. Él habría sido quien se habría «interesado» en la adjudicación de obra pública de la empresa.”

Todo esto fue detallado por Delgado para explicar por qué la investigación del enriquecimiento de López y su familia no es escindible de la denuncia por “su participación en la adjudicación ilegal de obra pública a la empresa Rovella Carranza SA”, una denuncia que el fiscal impulsa desde 2013.

En aquel momento, Delgado le pidió al juez Daniel Rafecas que investigara si López se había enriquecido gracias a su vínculo con Rovella Carranza.

El juez entendió que las supuestas irregularidades en las adjudicaciones a esta firma no debían ser parte de su causa de enriquecimiento, sino que conformaban un hecho independiente.

Por eso, mandó la denuncia a sorteo. Le tocó a Norberto Oyarbide . Delgado siguió reclamando la investigación conjunta y este año la Cámara le pidió a Rafecas que revisara su decisión de separarlas.

En rigor, lo que quiere Delgado es que el enriquecimiento de López y los favores a Rovella Carranza se instruyan junto con un tercer expediente: la megacausa por asociación ilícita que tiene el juez Julián Ercolini, iniciada por una denuncia de 2008 de Elisa Carrió .

En ese caso -dijo Delgado- “se investigan los hechos relacionados con la matriz de corrupción que habría envuelto todo el sistema de la adjudicación de la obra pública en el gobierno kirchnerista”.

El detalle de las obras que le fueron adjudicadas a Rovella Carranza ya está incorporado al expediente que investiga el trato oficial recibido por esta firma.

En esa documentación, que lleva sellos de Vialidad Nacional y de la Secretaría de Obras Públicas, aparece como constructora de rutas que, sumadas, dan un total de 16.806.000.621 pesos.

Se trata de obras repartidas en ocho provincias: Buenos Aires, San Luis, Santa Fe, Entre Ríos, Formosa, La Rioja, Chubut y Mendoza.

De acuerdo con un relevamiento realizado este año por LA NACION, el total de la obra pública desarrollada por Vialidad Nacional en todo el país, entre 2003 y 2013, fue de 63.400 millones.
Reunión de la OA con los constructores

La jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, anticipó que se reunirá con el presidente de la Cámara de la Construcción, Juan Chediack, y reclamó a empresarios del sector que “faciliten información” sobre el sistema de contrataciones en obra pública durante el kirchnerismo, tras la detención del ex funcionario José López. “Esta semana vamos a estar recibiendo, en un gesto inédito, al presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediack. Va a venir a conversar con nosotros y espero que comprometa a empresarios a que faciliten información a la Oficina Anticorrupción”, destacó Alonso.

Múltiples obras en ocho provincias

Al revisar la página web de Rovellxa Carranza SA se puede tener una idea de la dimensión de la compañía cuyos lazos con José López investiga la Justicia. Está a cargo de obras viales, aeropuertos, puentes, hidráulicas y petroleras. Opera en ocho provincias: Neuquén, Chubut, Formosa, Chaco, Entre Ríos, Buenos Aires y especialmente San Luis, donde está a cargo de la distribución de energía y realizó acueductos, rutas, viviendas y hasta la sede administrativa del gobierno puntano.

Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: