CmTTycHWgAA_5Gy

Teddy Karagozian: “La industria del juicio mata a la industria y al empleo”

El empresario advirtió que “el ausentismo, la falta de productividad, los conflictos innecesarios, generan costos mas altos” y pidió avanzar en una reforma estructural que permita mejorar la eficiencia del Estado.

El CEO de TN&Platex, Teddy Karagozian alertó hoy sobre los efectos negativos de los costos y la litigiosidad laboral en el empleo, la productividad de las empresas y el precio final de los productos y reclamó la sanción de “leyes y fallos” que promuevan la creación de nuevos puestos de trabajo.

“Si los salarios son altos, y los impuestos son altos y la productividad es baja, hay poco incentivo para emplear por parte de las empresas privadas y el circulo se retroalimenta , requiriendo mas empleo y subsidio público”, puntualizó el empresario, quien acto seguido acotó: “la industria del juicio es lo que mata a la industria y el empleo de nuestro país”.

Además, el empresario responsabilizó a “algunos jueces” que, con sus fallos, promueven la litigiosidad laboral y remarcó que “la Justicia debe velar por corregir lo que está mal, pero también tiene la obligación de ser conscientes que muchos fallos que en teoría benefician a un trabajador, muchas veces tienen resultados adversos para el resto de la sociedad porque generan incentivos para el conflicto y desincentivos a emplear”.

Karagozian formuló estas declaraciones durante la 1Jornada Nacional de Justicia Laboral por el Desarrollo Industrial que se llevó a cabo en el salón auditorio de la Universidad Nacional de La Rioja, organizada por Tomás Karagozian, director de la TN&Platex y del doctor Andrés Agustín Prieto Fasano, titular del estudio jurídico Prieto Fasano. En la misma estuvieron presentes más de 100 jueces laborales, funcionarios nacionales y provinciales, empresarios, sindicalista. También presenciaron la jornada 500 estudiantes universitarios.

Además de Karagozian expusieron como panelistas la presidenta de la Unión de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (UART), Mara Bettiol y el secretario de Justicia de la provincia de La Rioja, doctor Claudio Nicolás Saúl y el vicepresidente primero de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja.

También disertaron el juez de Trabajo de La Rioja, Carlos Fernando Castellanos, el CEO de Experta ART, doctor Roy Humphreys y el abogado Mariano Ackerman, profesor de la UBA de la cátedra Desarrollo del Trabajo.

En su presentación, Karagozian subrayó que “una parte importante del costo (empresarial), es producto de la alta conflictividad laboral que desincentiva a pequeñas , medianas y grandes empresas a incrementar el empleo” y recordó que “un juicio hace quebrar a la pequeña empresa, le quita recursos a la mediana y encarece los productos de la grande”.

En este sentido, el ejecutivo de TN&Platex propuso avanzar en una reforma del Estado que permita reducir la plantilla de personal en la administración pública y disminuir la presión impositiva sobre el sector privado.

“Una de las razones por la que es cara la Argentina, es que el estado es muy grande y por lo grande que es, es ineficiente, por lo que requiere de muchos impuestos para financiarse. Cálculos estiman que mas de un millón de personas sobran, yo pienso que mas cerca de dos millones”, razonó Karagozian.

Además, Karagozian expresó su preocupación porque el impacto de los juicios laborales sobre los costos “disminuye el incentivo en emplear”.

“Las empresas que pierden los juicios, se curan de espanto, y tratan de emplear la mínima cantidad de personal posible, y por el dinero de las indemnizaciones, tienen menos dinero para invertir en sus procesos productivos”, explicó el empresario.

En otro tramo de su alocución, Karagozian puso el acento en el deterioro de la productividad en la Argentina y se mostró esperanzado en que comience un proceso de mejora que involucre a todos los estamentos estatales, sindicatos y empresarios.

“El gobierno debe promover el empleo generando condiciones estructurales que lo fomenten, los empresarios tenemos la obligación de usar nuestros conocimientos para fomentar el desarrollo, los sindicatos deben cuidar que las condiciones de sus representados tengan una constante mejora, y la justicia debe velar por corregir lo que esta mal”, precisó el CEO de TN&Platex.

Bettiol, por su parte, hizo un repaso de los últimos 20 años de las ART al frente del sistema de riesgos de trabajo. “En éstas dos décadas el sistema original fue mejorado en múltiples aspectos con el norte claro de ampliar la protección y extender su cobertura con el reconocimiento de más patologías y la mejora de los montos indemnizatorios”, señaló Bettiol.

Sin embargo, la titular de la UART se lamentó por el sideral incremento de los juicios que sufrente las aseguradoras. “La reforma del año 2012, liberó a los empleadores de los juicios por responsabilidad civil, pero esas demandas se redireccionaron hacia las ART”, se lamentó. Y reconoció un aumento de la judicialización del sistema.

La UART estima que a las 300.000 demandas acumuladas en los pasillos de la Justicia se le sumarán este año otros 120.000 litigios que “afectan la estabilidad del sistema”. La organización de la jornada estuvo a cargo de la firma TN&Platex y se llevó a cabo en La Rioja porque los Estados del norte del país son aquellos en los que el índice de litigiosidad es más alto.

A su turno, Funes de Rioja dijo que “no parece razonable” que habiendo mejorado la prevención hayan aumentando tanto los juicios laborales. “Si cada una de las personas que tiene un conflicto laboral resuelve las cosas en la Justicia algo está mal”, puntualizó.

Funes de Rioja concluyó su presentación con un golpe de efecto: “Sí esto no se resuelve (la litigiosidad), en el futuro vamos a ver robots o imprevisión”, dijo.

En tanto, el CEO de Experta ART, Roy Humphreys también subrayó “la paradoja que se observa en el sistema porque mejoró la prevención y, sin embargo, tenemos un altísimo nivel de litigiosidad”. Humphreys propuso trabajar sobre cuatro líneas de acción para reducir la litigiosidad; un procedimiento administrativo ágil, acuerdos con valor de cosa juzgada, la utilización de un baremo único para las incapacidades y, por último, una reforma pericial global (arancelamiento, designación y control pericial.

Fuente: Pedro López & Asociados