El ministro de Trabajo de la Nación reconoció que este fenómeno “afecta el costo de los empresarios”. El CEO de TN&Platex cuestionó a aquellos jueces que “con sus fallos” favorecen la industria del juicio y comprometen la competitividad de las empresas, particularmente de las pymes.

 

El ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca adelantó hoy que se va a poner en marcha “una revisión del sistema” con el fin de “reducir la litigiosidad que afecta el costo de los empresarios”.

Triaca formuló estas apreciaciones durante la apertura de la 1a Jornada Nacional de Justicia Laboral por el Desarrollo Industrial que se llevó a cabo en el salón auditorio de la Universidad Nacional de La Rioja, de la que también participaron el gobernador de la provincia Sergio Casas y el CEO de la firma TN&Platex, Teddy Karagozián, màs de 100 jueces laboralistas,  500 jóvenes universitarios, funcionarios provinciales, trabajadores y dirigentes sindicales.

Triaca explicó que el Gobierno Nacional ha tomado sus primeras medidas “pensando en la forma de llegar al objetivo de pobreza 0 y buscando mecanismos que permitan dinamizar el empleo en la Argentina”.

Sin embargo, el eje central de la jornada giró en torno de la preocupación por el incremento del litigio laboral y su impacto en el costo de las empresas y la productividad.

“Hemos avanzado muchísimo pero vamos a trabajar con todos los sectores porque este sistema requiere de revisiones que permitan reducir la litigiosidad que afecta el costo empresario”, señaló Triaca al referirse a la alta judicialización que existe en el terreno laboral.

El CEO de TN&Platex reclamó la sanción de “leyes y fallos” que no atenten contra la creación de nuevos puestos de trabajo y promuevan el empleo.

“Si los salarios son altos, los impuestos son altos y la productividad es baja, hay poco incentivo para emplear por parte de las empresas privadas y el círculo se retroalimenta, requiriendo más empleo y subsidio público”, puntualizó el empresario, quien acto seguido acotó “la industria del juicio es lo que mata a la industria y el empleo de nuestro país”. A su vez, explicó que hay fallos judiciales que aumentan los costos de las empresas, atentan contra la productividad y encarecen el precio final de los productos que pagan los consumidores”.

Karagozian advirtió que “el ausentismo, la falta de productividad, los conflictos innecesarios, generan costos mas altos” y pidió avanzar en una reforma estructural que permita mejorar la eficiencia del Estado.

En este sentido, el empresario responsabilizó a “algunos jueces” que, con sus fallos, promueven la litigiosidad laboral y remarcó que “la Justicia debe velar por corregir lo que está mal, pero también tiene la obligación de ser conscientes que muchos fallos que en teoría benefician a un trabajador, muchas veces tienen resultados adversos para el resto de la sociedad porque generan incentivos para el conflicto y desincentivos a emplear”.

Fuente: Pedro López & Asociados