Saltar al contenido.

Beder Herrera no cierra por vacaciones

El ex gobernador sorprendió a los vecinos más humildes con su presencia, al supervisar el Plan Compartiendo el Pan, que lo dirige Ariel Puy Soria, quien siempre está.

El ex gobernador tiene un solo objetivo político: volver al escenario provincial, tras la paupérrima participación electoral del año pasado. Hoy ocupa una banca de diputado nacional por la minoría, pese que fue el gran líder político del peronismo de los últimos 30 años.

Mientras la mayoría de los dirigentes se encuentra de vacaciones, Luis Beder Herrera sale a los barrios sin prensa y sin comitiva oficial, con el fin de medirse frente a las elecciones del año próximo que lo tendrán en la discusión: sería el candidato único a senador del peronismo riojano.

Pese que Carlos Menem amagó para ir por la reelección, el actual senador no cuenta con la estructura política, salvo que el gobierno de Sergio Casas se la ponga a disposición.

Así Beder Herrera sorprendió a los vecinos más humildes con su presencia, al supervisar el Plan Compartiendo el Pan, que lo dirige Ariel Puy Soria, quien siempre está.

La modorra de la actual gestión se conmovió, ya que el ex gobernador dio muestras de ambición política, al tiempo que la mayoría de la dirigencia justicialista dice por lo bajo que su tiempo terminó. Sin embargo, el PJ no tiene ningún referente que los aglutine, salvo Beder Herrera, un hombre que mide mal, como ya pasó en la administración de Ángel Maza, y que luego ganó con el 67 por ciento de los votos.

Casas lejos de cualquier ambición electoral, Néstor Bosetti al acecho del principal despacho de la Casa de Gobierno como el mismísimo Alberto Paredes Urquiza, entre otros dentro del peronismo, deja a Beder Herrera el camino liberado para que juegue a lo que más le gusta: la política.

Salir a caminar los barrios, recorrer el interior y organizar convites públicos y privados con todos los sectores le da protagonismo en una Rioja aburrida por la impresión que se ejerce desde la Casa de las Tejas.

Cuando unos disfrutan de la nieve, otros de las aguas termales, los más atrevidos a punto de partir a Disney, como aquellos que empezarán a blanquear relaciones privadas pero que competen a la vida pública, Beder Herrera lo llamó el lunes a Puy Soria para ir a degustar lo que se hace con el Plan Compartiendo el Pan que es una iniciativa de Raúl Larraín, actual concejal capitalino.

Desde su casa cerca de Canal 9, el ex gobernador no tiene nada que perder, ya que cuenta con mandato hasta el 2019 y sin responsabilidades directas debido que Casas es el gobernador, más allá que todo el mundo dice que Beder Herrera es quien digita.

Por ello, el diputado nacional reafirma que no le agrada ir al Congreso de la Nación, lo que lo desvive es hacer política en La Rioja, por lo cual cuando para algunos el amor primaveral los invade, el ex gobernador puede cumplir su palabra: intentar ser senador para volver a la Gobernación.

A %d blogueros les gusta esto: