Saltar al contenido.

Julio Martínez, el dueño de todas las encuestas

El ministro de Defensa es el gran candidato para alzarse con el triunfo electoral en el 2017 y el 2019. Lo establecen dos sondeos adquiridos por el gobierno provincial. Preocupación en el oficialismo.

Se midió una vez y otra vez. Se compararon números y hasta se los cruzaron. El gobierno ya no oculta su preocupación por lo que se viene en La Rioja en materia electoral. La única carta que tiene para mantener algo de poder son las colectoras, que estarían en vías de extinción, ya que en la Provincia debutaría el voto electrónico.

Luis Beder Herrera -como estratega del proyecto político que administra Sergio Casas- no descarta que las elecciones legislativas provinciales se adelanten. Pero el gobernador le dijo al diputado nacional que Mauricio Macri le transmitió que La Rioja no puede estar afuera de la Reforma Política. Por ende, las colectoras tendrían fecha de defunción.

Si se llevan los comicios legislativos provinciales serían para finales de marzo o principios de abril. Solo para la renovación del 50 por ciento de las bancas en la Legislatura, que podría tener el condimento de alguna consulta popular para que participen todos los departamentos, ya que hasta aquí solo juega fuerte la Capital, ese misma que le dio casi todos los votos a Macri.

En esa desesperación el peronismo leyó que las dos encuestas que están a la vista de todos en el despacho del secretario general de la Gobernación, Gastón Mercado Luna, dice que el ministro de Defensa Julio Martínez se llevaría las dos bancas a senadores y hasta quizás la tercera, es decir llegar a más del 70 por ciento de los votos, como pasó, pero cuando el peronismo fue vencedor.

El oficialismo tiene todas de perder en Capital y Chilecito y hasta en departamentos impensados, ya que en el 2017 no se juega la gobernación, pese que será un paso previo.

Dentro de ese marco, Martínez podría ser la cara visible, pero no el candidato, frente a un peronismo que hasta ahora solo muestra a Beder Herrera y Carlos Menem como sus contrincantes.

En esa locura de números que no lo dice ningún medio macrista sino la propia Casa de Gobierno, el propio Macri tiene un 72 por ciento de imagen positiva, más allá del tarifazo y de cualquier lógica.

Lo que no dice la Casa de las Tejas que la sociedad tiene un cierto hartazgo de los de siempre del peronismo, esos mismos que están desde 1983 y que ya se recibieron cachetazos claros en las tres últimas elecciones en la provincia (PASO, Generales y Segunda Vuelta).

Es decir que el partido Fuerza Cívica Riojana se beneficia con la redundancia de nombres que sobrevuelan en el peronismo, aunque Martínez es candidato desde hace años con alianzas con distintos sectores políticos no oficialistas.

Hoy la oposición macrista -centrada en Fuerza Cívica- corre con la ventaja de tener un gobierno nacional como respaldo que se compromete que luego de las vacaciones volverá todo a la normalidad, aunque ya el tarifazo es una realidad.

A %d blogueros les gusta esto: