Saltar al contenido.

Periodista fue detenido cuando tomaba fotos en un control policial

Se trata de Adrián Molina, quien denunció que policías de la provincia lo detuvieron cuando tomó una fotografía de un operativo de control de alcoholemia.

Por Agencia DyN

Un periodista de La Rioja denunció que policías de la provincia lo detuvieron cuando tomó una fotografía de un operativo de control de alcoholemia, tras lo cual lo esposaron e insultaron, afirmó.

El hecho fue denunciado por el periodista Adrián Molina, tras recuperar su libertad esta tarde, y anunció que mañana formalizará una presentación ante la Fiscalía general.

Adrián Molina afirmó que circulaba este mediodía junto a su familia en su auto cuando se detuvo al ver un control policial que se había montado sobre la calle 8 de diciembre, en el macrocentro de la capital provincial.

“Cuando llego al operativo me presento con el agente que en ese momento subía una moto a la camioneta de la Policía. Le pregunto quién está a cargo y si puedo tomar una foto. Saco la foto y llega el oficial a cargo. Me pregunta (para) qué medio trabajo. Le digo Radio Minuto 24 e Involucrados. Al instante me dice queda detenido”, relató a medios provinciales. Molina, agregó, le preguntó por qué y le respondieron que “por sacar fotos”.

Entonces, le pidieron la credencial y el respondió que estaba “en el auto” y se ofreció a ir a buscarla, pero “pide las esposas” y se las colocó por lo que quedó detenido. “Le supliqué que le avisen a mi mujer que estaba con mi hijo a 20 metros”, sostuvo.

“Me subieron y salieron a toda velocidad. En el camino le pregunté ‘dónde me llevan’ y me dicen que me calle que me van a hacer bosta y me van a trasladar a Alcaldía. Me insultaron y rebajaron de todas las maneras posibles”, sostuvo.

Aunque el control estaba muy cerca de la comisaría segunda, de donde provenían los uniformados, dieron una vuelta mayor: “Me imaginé lo peor. Al llegar me dejaron sólo en un cuarto esposado mirando la pared. Luego de dos horas secuestrado me sacan las esposas y me toman los datos y me dejaron ir. ‘Espero que esto te sirva de lección’, me expresaron”, subrayó.

La policía provincial aplica desde el año 2015 el decreto 840, refrendado por la Legislatura, tendiente a penar con multas, detenciones y captura de los vehículos a los conductores que circulen con alcohol en sangre, en operativos de los que no participan los jueces y que incluyen detenciones de hasta un mes.

A %d blogueros les gusta esto: