Saltar al contenido.

Quedó libre el único detenido por el caso Marita Verón

Se trata de Gonzalo “Chenguita” Gómez; lo liberaron porque venció el plazo de vigencia de la prisión preventiva

Gonzalo “Chenguita” Gómez, el único imputado del caso Marita Verón que estaba detenido, recuperó su libertad por decisión de la Justicia tucumana, que hizo lugar a un pedido de “cese de prisión” presentado por su defensa. La medida, que se conoció en las últimas horas, fue confirmada a LA NACION por el abogado Carlos Garmendia, representante legal de la Fundación María de los Ángeles, que preside Susana Trimarco , la madre de la joven desaparecida en 2002, presuntamente secuestrada por una red de trata de personas.
“La Justicia hizo lugar al pedido de la defensa de Gómez porque no hay una condena firme en la causa y ya se venció el plazo de vigencia de la prisión preventiva, que es de dos años desde el dictado de la medida. Ahora, el imputado gozará de una libertad provisoria, hasta tanto haya una sentencia definitiva”, explicó el letrado.

Garmendia aclaró que los otros imputados por el secuestro de María de los Ángeles “Marita” Verón “ya estaban libres bajo fianza debido a que habían cumplido la prisión preventiva durante la instrucción de la causa”.

En diciembre de 2012, la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán había resuelto la absolución de los 13 imputados en la causa, en una escandalosa sentencia que fue revocada en 2013 por la Corte Suprema de Justicia, le ordenó al tribunal que imponga una pena a los acusados. En abril de 2014, la Cámara condenó a 22 años de prisión a “Chenguita” Gómez y a su hermano, José “Chenga” Gómez, como coautores del secuestro de Marita Verón para obligarla a ejercer la prostitución en los locales Candy, Candilejas y El Desafío, de la Capital de La Rioja, que ellos administraban.

En tanto, los otros dos coautores, Daniela Milhein y Andrés González, recibieron una pena de 18 años. “En ese momento, los procesados que ya habían cumplido al menos dos años de prisión preventiva, quedaron libres, pero en el caso de ‘Chenguita’ Gómez este plazo recién se cumplió en abril de este año, por lo que ahora le concedieron la libertad provisoria”, acotó Garmendia.

El abogado de la Fundación María de los Ángeles dijo a este diario que la querella “presentó un recurso de queja por la demora de la Corte Suprema de Tucumán en dictar una sentencia definitiva, que permita que estos personajes vuelvan a estar presos, pero con una condena firme”.

Garmendia dijo que “la Corte tiene el expediente desde hace dos años y ya están formulados los votos de dos de sus integrantes, René Mario Goane y Alfonso Zótoli, mientras que falta la opinión de la tercera vocal, Alicia Freidemberg (conjuez del tribunal, al igual que Zótoli), por lo que se elevó un pedido de pronto despacho”.

El defensor de Susana Trimarco dijo que observan “con mucha preocupación las demoras y dilaciones de la Justicia, que permiten que delincuentes como los hermanos Gómez estén libres”. Al respecto, recordó que “la causa por la desaparición de Marita se inició en 2002; en diciembre de 2004 se dio por terminada investigación y recién 8 años después, en 2012, hubo un juicio oral; y tras cuatro años de dictada la primera sentencia todavía no hay un fallo de fondo. La Justicia debe poner las cosas en su lugar, porque estas demoras generan intranquilidad en la sociedad”, completó Garmendia.

A %d blogueros les gusta esto: