Saltar al contenido.

Martínez: Si Milani hizo inteligencia, lo hizo por fuera

El ministro de Defensa sostuvo que si el exjefe del Ejercito lo realizó lo llevó a cabo de esa forma ya que no se encontró nada que lo comprometa en ese sentido.

Por Agencia Télam

El ministro de Defensa, Julio Martínez, hizo un repaso de sus primeros meses al frente de esa cartera, analizó el estado en que fue dejada por la anterior gestión y sostuvo que si el ex jefe del Ejercito, Cesar Milani, realizó tareas de inteligencia “lo hizo por afuera” de la estructura oficial, ya que no se encontró nada que lo comprometa en ese sentido.

“Tenemos limitada por ley la posibilidad de hacer inteligencia interna. Cuando nosotros llegamos no encontramos el equipamiento de Milani, si hizo inteligencia lo hizo por fuera, si tenían equipamientos lo tenía afuera”, explicó Martínez en diálogo con Radio Rivadavia.

En ese sentido desmintió que existieran camionetas alojadas en el Colegio Militar con equipamiento para tareas de espionaje y señaló que si Milani hubiera realizado esas tareas desde el Ejercito hubiese habido “flagrancia” delictiva.

Sin embargo, estimó que la situación del ex jefe del Ejercito se puede complicar por el avance de causas por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar.

“(La procuradora Alejandra) Gils Carbó hizo presión para que las causas no caminaran”, dijo el ministro y afirmó que “por mucho menos” de lo que se acusa a Milani, “hay militares que fueron presos”.

A Milani se lo investiga en tres causas relacionadas con el accionar represivo de las Fuerzas Armadas en Tucumán y La Rioja, pero además se estudian inconsistencias en su patrimonio.

Sobre el estado del Ministerio al 10 de diciembre de 2015, Martínez dijo haber encontrado “infinidad de problemas, deudas por todos lados, inconsistencias por todos lado”.

“Tenían desplegados 1700 militares en el norte y le debían 9 meses de viático. Debían 300 millones de pesos de deuda que tuvimos que afrontar nosotros. Recibimos 110 millones de pesos de deuda de la Fuerza Aérea con YPF”, ejemplificó.

Una de las situaciones más delicadas fue la de la Campaña de aprovisionamiento de las bases antárticas, que se debe hacer durante el verano y para la que se necesitan buques con capacidad polar y aviones de largo alcance y porte.

“El 10 de diciembre no estaba pagada la campaña. El 5 de noviembre tendría que haber salido de Rusia el buque que reemplaza al Irizar y todavía no había salido el 10 de diciembre, estábamos complicados. Logramos que salga sin pagar, con promesa de pago”, señaló.

Por último, acusó haber encontrado un déficit de 1300 millones de pesos en Fabricaciones Militares y 1490 en la fábrica de aviones FADEA, caso que llevó a la Justicia.

A %d blogueros les gusta esto: