Saltar al contenido.

Sergio Casas, entre las nuevas caras del peronismo nacional

Sin líderes nacionales que dispusieran de la estructura del partido, los jefes territoriales recuperaron el brillo luego de más de una década de disciplina y alineamiento automático.

Por Agencia DyN

El paso del peronismo a la oposición forjó un sendero para los gobernadores del PJ en medio de la tierra arrasada: sin líderes nacionales que dispusieran de la estructura del partido, los jefes territoriales recuperaron el brillo luego de más de una década de disciplina y alineamiento automático.

Son las nuevas caras del peronismo. Figuras que resultaron victoriosas en medio de la derrota y que buscan proyectarse en la discusión luego de haber saldado cuentas con los referentes peronistas que les legaron el poder.

Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán) lograron retener sus provincias para el PJ y suceder a gobernadores con los que mantienen una relación tensa, lo que implicó la doble tarea de trazar un perfil propio e incidir en la convulsionada reorganización del justicialismo.

Ni siquiera tuvieron demasiada exposición durante la campaña: los cuatro fueron presentados como “delegados” de los mandatarios salientes, impedidos de continuar en el sillón de mando por los límites constitucionales.

Ellos se sumaron al salteño Juan Manuel Urtubey, que pese a tener varios años en su cargo, es considerado de la “nueva camada” política, sobre todo con vistas a maquillar al peronismo.

Pero los nuevos jefes del “país profundo” tomaron las riendas y dejaron atrás a sus antiguos conductores: así, las figuras de referentes de peso como Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos), José Alperovich (Tucumán) y Luis Beder Herrera (La Rioja) fueron difuminándose en el devenir del recambio.

Especialmente delicado es el caso de Uñac, quien debe nutrir de manera cotidiana el vínculo con su antecesor José Luis Gioja, actualmente a cargo de la etapa deliberativa del PJ.

Ante el cambio de mando, las nuevas caras del peronismo supieron tender puentes y exhibir autonomía a la hora de acompañar al macrismo en el Congreso. El primer paso lo dieron los diputados que conformaron el Bloque Justicialista, abonado por este grupo y en permanente campaña para sumar adeptos.

Cerca de Uñac, uno de los gobernadores más considerados por el macrismo, sostienen ante DyN que “la idea no es tener un perfil netamente opositor porque están en juego los intereses de la provincia”, aunque ratifican su “pertenencia” al PJ.

Sin embargo, recuerdan que “en los primeros meses” el sucesor de Gioja “tuvo una actitud más pegada” al presidente Mauricio Macri, lo que generó “molestia” en algunos sectores de la militancia.

Es que los nuevos gobernadores ya no disimulan la “distancia” que los separa del kirchnerismo. En San Juan apuntan que la “experiencia” de Gioja fue que “nunca dejó crecer” en su terruño “ni a La Cámpora ni a los movimientos sociales”, además de que “tampoco pudieron meterle un candidato de arriba”.

Incluso, rememoran con sorna que el camporismo solía “pasar informes” a Buenos Aires en los que se llamaba a “tener cuidado” con Gioja.

Los mandatarios del PJ son “leales” a Gioja, avisan en el peronismo chaqueño, pero no como “conductor” sino como una “figura de referencia” del peronismo. “No quieren pelearse con la Casa Rosada porque tienen que volver a la casa”, advierten y definen la actual etapa como de “racionalidad y pragmatismo”.

Concesivos y armadores, los jefes peronistas de los cuatro puntos cardinales harán un esfuerzo por “unir a todos los sectores”, con Sergio Massa y Florencio Randazzo dentro de los planes, en la “contracara” del “sectarismo” kirchnerista, grafican ante esta agencia desde el PJ.

Por eso, la mayoría cree que las elecciones de 2017 resolverán la interna “por fuera”: cada gobernador se refugiará en su terruño para ser ganador, en una puesta en escena de “múltiples estrategias de supervivencia” con vistas a la esperada reunificación de 2019.

A %d blogueros les gusta esto: