0011681122

Transparencia Electoral denunció que catamarqueños votan en pueblos de La Rioja

El jueves comenzará a analizarse en la Cámara de Diputados el proyecto de reforma electoral enviado por el gobierno nacional, al respecto opinó para Télam Leandro Querido, director Ejecutivo de Transparencia Electoral, quien advirtió que no se preveén en la iniciativa modificaciones la confección de los padrones.

Por Leandro Querido para Télam (*)

La función electoral en nuestro país se encuentra dividida. La Dirección Nacional Electoral cumple tareas administrativas y también logísticas con la asistencia en cada elección, del Correo Argentino, Gendarmería o el Renaper, por ejemplo. En los 24 distritos electorales de nuestro país, sesenta días antes de las elecciones, se constituyen las Juntas Electorales Nacionales compuestas, en líneas generales, por el presidente de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, el presidente de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y el titular del Superior Tribunal de Justicia de cada provincia. En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lo hace el Juez Federal que entiende en material electoral.

Estas Juntas Nacionales Electorales cumplen también una función administrativa, logística y jurisdiccional. Esta última función la comparten con la Cámara Nacional Electoral, sede de todas las apelaciones que se hagan a las resoluciones de las Juntas.

Lo que describimos de modo muy sintético y parcial apunta a generar conciencia acerca de la complejidad de un proceso electoral y de los distintos niveles de articulación institucional que este requiere para que todo salga bien.

Más complejo se torna todo cuando sumamos las cuestiones referidas al padrón nacional.

En primer lugar corresponde aclarar que este es un aspecto central de todo proceso eleccionario. ¿De qué sirve contar con el último producto tecnológico, si de instrumento de votación se trata, si contamos con padrones que no les brindan seguridad a los jueces Federales que entienden en materia electoral?

Se repite una y otra vez que los sistemas electorales deben generar certidumbre en la ciudadanía. Esta última ha pedido con firmeza sustituir el sistema de boleta partidaria por uno que garantice la equidad electoral pero también es importante recordar que durante el 2015 se produjeron muchas denuncias con relación a los padrones. En los distritos de La Rioja linderos con Catamarca contingentes de electores se trasladaban para votar y volver luego a su provincia. Muchos intendentes de localidades con pocos electores hicieron públicas sus quejas porque en los domingos de elecciones aparecía de modo casi milagroso gente que no conocían. En la provincia del Chaco la oposición denunció en la última elección más de 10 mil electores irregulares. Por ejemplo, 7 mil de ellos en octubre pasado estaban habilitados para votar en otros distritos provinciales pero a su vez figuraban en el padrón chaqueño para votar el 20 de septiembre en las elecciones locales. Otras 3 mil se encontraban en el padrón de la provincia pero no figuraban en el padrón nacional y por lo tanto no votaban en octubre.

Con estos antecedentes hace unas semanas atrás la Jueza María Romilda Servini manifestó públicamente su preocupación por la vulnerabilidad de los padrones nacionales. Como organización de la sociedad civil que entiende en la materia Transparencia Electoral le pidió una reunión a la que accedió gentilmente. La jueza Servini no solo tiene a cargo el padrón de la Ciudad de Buenos Aires sino que además ahora cuenta con el de la provincia de Buenos Aires, lo que equivale, sumados en electores ni más ni menos que a casi la mitad del padrón nacional.

En 2009 los cambios normativos le otorgaron a la Cámara Nacional Electoral nuevas atribuciones con relación a los padrones.

Los cambios manuales, con ficheros, que realizaban los juzgados y que debían ser confirmados por el juzgado de origen era ahora parte del pasado. La Cámara Nacional Electoral centralizó estas tareas con un programa desarrollado por la Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional. Esto ha despertado el malestar que nos transmitió la Jueza Servini en la reunión dado que ahora son muchas las “bocas” por las que se realizan los cambios que le abren las ventanas de oportunidad a la discrecionalidad y a las irregularidades.

Un informe técnico elaborado a pedido de la Jueza y al que Transparencia Electoral accedió ha dado muestras de las vulnerabilidades e inconsistencias del sistema elaborado bajo la órbita de la Dirección de Tecnología del Consejo de la Magistratura. El equipo técnico de nuestra ong se reunió posteriormente con el área técnica del Juzgado y pudo observar estas inconsistencias al acceder al programa.

Dado que el funcionamiento de nuestro sistema electoral requiere de muchas articulaciones inter institucionales nos parecen atendibles los reclamos que ha realizado la Dra. Servini al efecto de instalar el debate y así obtener respuesta a un problema no menor. Esta respuesta no solo deberá ser dirigida a la Jueza sino también a la ciudadanía que reclama más transparencia y a los partidos políticos que exigen reglas claras de competencia.

Por ahora la Reforma Electoral no aparece en el padrón nacional. Entre los temas abordados en su debate aún no figura. Estos reclamos son alertas tempranas que merecen ser atendidas para contar con un proceso electoral 2017 moderno, innovador pero también confiable y seguro.

(*) Director Ejecutivo de Transparencia Electoral.