Diego Flores y Ayelén Martínez, de la Escuela de Talentos de esa provincia, son campeones argentinos


Por La Nación

El ajedrez argentino acaba de coronar a dos nuevos reyes; los jóvenes maestros, Diego Flores, de 33 años y Ayelén Martínez, 23, se adjudicaron la serie final del Campeonato Argentino Superior, en las categorías Absoluto (hombres y mujeres) y Femenino, respectivamente, que se disputó entre el 15 y 29 de julio, en Villa Martelli. Ambos integrarán los equipos argentinos que jugará la 42ª Olimpíada de ajedrez en Bakú, en septiembre próximo.

A estos los jóvenes monarcas no sólo los une la pasión por los trebejos y la experiencia de antiguos reinados. Para Flores, se trata de la conquista del 5° título, y el 2°, en la carrera de Martínez. Ellos son, además, profesor y alumna, emblemas del programa de ajedrez, que desde hace más de una década desarrolla la Universidad de La Punta (ULP) de San Luis. Una política de Estado que cumplen once años.

Todo comenzó en 2005, cuando el gobernador Alberto Rodríguez Saá, apostó por una jugada innovadora: la promoción y difusión de la práctica del ajedrez en todo el territorio sanluiseño. El plan consistía en rescatar las virtudes del juego para transformarlo en una herramienta integradora, educativa, cultural, social y deportiva. En la actualidad, la mitad de los puntanos conocen los movimientos de las piezas, su práctica llegó a los Centros de la 3ª edad, y a personas con capacidades diferentes. Incluso, en las cárceles se juega ajedrez.

En el ámbito educativo, 300 escuelas asisten a los más de 30 mil chicos a través del plan de alfabetización ajedrecística, Ajedrez Escolar Inicial (AEI), -ideado por la maestra Claudia Amura y su esposo, el maestro mexicano Gilberto Hernández (actualmente ambos están alejados de esa tarea)-, del que se selecciona a los mejores para capacitarlos en la Escuela de Alto Rendimiento junto a otros talentos, como el caso de Ayelén Martínez, y con profesores de la talla de Diego Flores.

Él, nacido en Junín, llegó a San Luis en 2012, para entrenar a las mayores promesas para la alta competencia. Varios de sus alumnos se destacaron en campeonatos locales e internacionales.

Ella, nacida en La Rioja, aceptó en 2008, a los 15 años, la propuesta de los maestros, Amura y Pablo Ricardi, de representar a San Luis. Así los nuevos monarcas del ajedrez vernáculo, opinan sobre su flamante consagración:

“Estoy muy feliz con el título, pero debo ser consciente que el apoyo dado por San Luis desde 2012 fue fundamental para que siguiera creciendo en el plano profesional; no sólo está el respaldo económico, que te permite trabajar con tranquilidad, sino el de sentirte asistido por mucha gente que te desea siempre lo mejor”, contó Flores.

“Uno siente la contención pero también hay una necesidad de mejorar y no defraudar a toda la gente que nos acompaña”, señaló la joven reina local. Y, agregó: “con el tiempo uno conoce gente y escucha de las dificultades que atraviesan los ajedrecistas para conseguir sus pasajes o estadías, pero afortunadamente, acá en San Luis eso no pasa. Son tantas las atenciones, que para darte una idea, a los cinco minutos de lograr el título, a mi lado estaba el Canal de la ULP y los llamados de felicitaciones” (Martínez).

-¿Qué significado tiene la conquista de un campeonato argentino?

-La conquista es especial más allá de las veces que uno lo haya logrado; a diferencia de otras veces, pensé que no me alcanzaría mi energía para luchar contra la fuerza de los más jóvenes, como Pérez Ponsa, Pichot o Krysa; pero finalmente pude y gané bien. El quinto título me deja en carrera para acercarme a Najdorf (lo ganó 8 veces), pero aunque lo gane 200 veces el Argentino, nunca podré compararme. (Flores)

“La conquista es especial más allá de las veces que uno lo haya logrado”
Flores

-Esta segunda conquista me motiva a seguir estudiando y es un premio para los que confían en mí, pese a que tuve un año irregular. Comencé jugando insegura, pero después de empatar con Amura me di cuenta que podía lograrlo. ¿Si me puedo comparar con Claudia?. Para nada; ella fue campeona cinco veces y una revolucionaria del ajedrez femenino en el Continente.

En tanto, Fernando Salino, rector de la Universidad de La Punta (ULP), dio su visión sobre la actualidad del ajedrez sanluiseño: “El resultado tiene un significado muy importante para la Universidad y el gobierno de San Luis, que no sólo acompañamos en el esfuerzo a los jugadores, sino que nos interesa seguir con atención en lo que invertimos nuestro presupuesto. Lo de Diego y Ayelén nos anima para seguir apoyando a otros jóvenes que están haciendo sus primeras armas como los casos de Guadalupe Besso, Gilbertito Hernández, Pablo Acosta y Andrés Palu”.

Y sobre el futuro de la enseñanza del ajedrez en las escuelas, Salino dijo: “Tenemos 76.000Km2 que cubrir en esta provincia. La prioridad es mejorar la conectividad de Internet y seguir con el plan digital para llegar a más chicos y con más ajedrez”.

A once años de la innovadora apuesta, el gobierno de San Luis apuntala lo logrado, acaso, porque sabe que lo que el árbol tiene de florido, también vive de lo que ha sembrado.