Las altas temperaturas, el viento zonda y la dificultad de acceso al foco complican las tareas para apagar el fuego.

Por Clarín

Un incendio de campos afecta muchas hectáreas en las montañas del paraje Pampa de la Viuda, a unos 45 kilometros al oeste de la capital riojana en las serranías del Velasco.

Por ahora, no lo pueden controlar, porque se desarrolla en quebradas y el viento zonda reinante hace que no puedan operar las aeronaves de lucha contra el fuego.

El director de Defensa Civil de La Rioja, Fabián Tapia, explicó que “se expande sin control el fuego en la zona de Pampa de la Viuda. Tiene unos 5 o 6 kilómetros y diferentes frentes”.

Pampa de la Viuda está a unos 1.800 metros de altura.

Tapia, que junto a otros miembros de Defensa Civil sobrevolaron la zona, explicó que al ser de difícil acceso se está trabajando en los lugares seguros para evitar accidentes con los bomberos.

Además de los efectivos de este cuerpo, colabora Defensa Civil del municipio de Sanagasta, bomberos voluntarios y la brigada de incendios forestales. “Es casi imposible llegar al lugar donde se está desarrollando el incendio debido a la topografía”, dijo.

El fuego tiene ya entre 5 y 6 kilómetros de extensión y diferentes frentes hacia el sur, norte y oeste, algunos en descenso y otros en ascenso. Son entre 6 y 8 horas de caminata desde donde termina el asfalto de Pampa de la Viuda hacia el lugar del incendio y no hay forma de llegar que no sea a lomo de animal o a pie.

En relación a esto, Tapia remarcó que se trabajará sobre los lugares seguros para el personal, para evitar cualquier tipo de accidentes, como ocurrió en el incendio en Chilecito semanas atrás, cuando dos bomberos sufrieron heridas.

Por el momento no hay riesgo para las personas ni las viviendas, y el fuego está dañando sólo pastizales y flora autóctona del lugar.

En tanto, las sorpresivas y altas temperaturas siguen -ayer hizo 32 grados-, y se ven incentivado por el viento Zonda proveniente de Mendoza y San Juan.

El viento además agrega polvo al medio ambiente y dificulta la operación y visibilidad de aviones y helicópteros del Plan Nacional de Lucha contra el Fuego. Estas aeronaves fueron clave para dominar el anterior incendio de campos ocurrido en Chilecito, en las serranías del Famatina.