Un hombre se perdió en las cumbres de Pampa de la Viuda en La Rioja y prendió una fogata para ser visto, pero el viento descontroló las llamas y en estas horas el zonda sopla en la región desparramando el fuego en un frente de 5 kilómetros. Apenas 30 brigadistas intentan apagarlo.

Por El Federal

Todo empezó por una persona que había subido al cerro y se perdió, para dar señal de su ubicación, prendió una fogata y las llamas, ayudadas por el intenso viento y la sequedad del ambiente, se diseminaron por una enorme área. En las últimas horas, la presencia del zonda agravó la situación, descontrolando completamente el incendio.

“El fuego es incontrolable, solo el clima puede ayudar a frenarlo”, comentó a la prensa riojana Fabían Tapia, responsable de Defensa Cívil. El fuego se desarrolla en la zona conocida como Pampa de la Viuda. Ante la desesperación, apuntó contra asociaciones ambientalistas: “Se preocupan mucho por el Famatina, pero el daño ambiental que provoca esto es incalculable, y no mueven un dedo para ayudar”

Pampa de la Viuda es una zona de altas montañas. La ruta que lleva hasta allí serpentea estas cumbres por donde se pueden ver paisajes increíbles. Es un lugar que es visitado por turistas que eligen la modalidad de hacer aventura en un medio agreste. El fuego que se halla sin control se originó a 3000 metros y desde esa altura multiplica sus focos.

Hace días que se pronosticaba viento zonda en la zona. Y el peor escenario que puede ocurrir en un incendio en esta región sucedió. Hace unas horas atrás el zonda apareció, desparramando las llamas por todas partes. El Zonda es un viento típico de la zona cuyana de nuestro país, es seco y cálido, alcanza fuertes velocidades y en su trayecto traslada mucho polvo de la Cordillera de los Andes.

“Hay gran parte del incendio que es incontrolable, sobre todo por la topografía del lugar, teníamos una alerta de viento zonda, y esto no pegó muy fuerte arriba, pero hoy con la evaluación que se hizo, se decidió hacer un trabajo de línea de contención, para ir cortando el fuego e ir sofocando estas cabezas de fuego y que se vallan sofocando, también estamos trabajando con la gente del radio club que nos da una mano con las comunicaciones, un trabajo en conjunto de distintitas entidades para poder contener este fuego”, detalló Fabián Tapia.

Sólo 30 brigadistas están combatiendo el fuego que está devorando flora y fauna nativas. “El fuego se expande sin control en la zona de Pampa de la Viuda, tiene alrededor de 6 kilómetros y diferentes frentes. Es casi imposible llegar al lugar debido a la topografía”. Por el momento, según aseguró Tapia, no corren peligros las casas que están al pie de los cerros. “Sólo el cambio del viento nos puede ayudar”