La Corte Suprema confirmó el rechazo de un planeo de la defensa de Milani, quien había pedido el cierre del expediente en el que se investiga el episodio que tuvo como víctimas a Ramón Alfredo Olivera y a su padre Pedro.

Por Diario Hoy

El general César Milani, ex jefe del Ejército durante el gobierno anterior, quedó a un paso de la declaración indagatoria en una causa en la que está acusado de haber secuestrado y torturado a un padre y su hijo en La Rioja en 1977.

La Corte Suprema confirmó el rechazo de un planeo de la defensa de Milani, quien había pedido el cierre del expediente en el que se investiga el episodio que tuvo como víctimas a Ramón Alfredo Olivera y a su padre Pedro.

En marzo de 1977, Pedro Olivera fue secuestrado por una patota en su casa y permaneció desaparecido durante dos días, en los que dijo haber sido brutalmente torturado a punto tal que quedó con una hemiplejia.

Lo liberaron en la puerta de su casa y se llevaron a su hijo, Ramón Olivera, quien corrió la misma suerte durante diez días y luego fue “blanqueado” y quedó preso durante más de cuatro años.

Olivera hijo reconoció a Milani como quien allanó su casa y lo condujo a declarar ante la Justicia una vez que fue legalizada su situación.

El ex jefe del Ejército negó sistemáticamente cualquier participación en ese episodio y a través de su defensora, Mariana Barbita, llegó hasta la Corte con un planteo para cerrar la causa.

En junio pasado, el juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, había llamado a indagatoria a Milani, pero la audiencia se postergó a la espera de la resolución de la Corte Suprema.

En su último acuerdo, el máximo tribunal, en un fallo firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, confirmó el rechazo al planteo del militar.

La medida despeja el camino para que Milani sea convocado efectivamente a la indagatoria.

FALLO CORTE SUPREMA