img_0144

Roemmers cierra su planta en La Rioja y se retira del negocio agroaceitunero

El grupo Roemmers cerró ayer su planta industrial elaboradora de aceitunas y derivados en Arauco, zona olivícola por excelencia en el país.


Por Agencia DyN

Una empresa de producción y elaboración de aceitunas de La Rioja cerró sus puertas e indemnizó al casi medio centenar de personas que trabajaba en la planta, se informó oficialmente. De esta forma, el grupo Roemmers se retiró del negocio agroaceitunero, un importante sector económico de esta provincia, que está atravesando una fuerte crisis.

Tal como había anunciado, el grupo Roemmers cerró ayer su planta industrial elaboradora de aceitunas y derivados en Arauco, zona olivícola por excelencia en el país. La fábrica Yovilar abonó a sus 48 trabajadores con el cien por ciento de la indemnización que les correspondía, aseguró la titular de la filial La Rioja del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Valle Reynoso.

La gremialista anunció también que existe “la posibilidad de que la empresa sea comprada y ubique a los trabajadores”, que están capacitados, ya que en “Yovilar se realizaban capacitaciones constantemente”.

De acuerdo con la agencia DyN, según trascendió en la provincia, entre los interesados en comprar esta planta habría capitales brasileños y nacionales, incluso ligados al actual gobernador de Tucumán y ex ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, que tiempo atrás compró Nucete, otra industria del ramo con asiento en La Rioja.

Reynoso dijo que en el sector olivícola “casi todas las empresas están golpeadas por la realidad, pero este año no hubo materia prima con la que trabajar”. Por su parte, el ministro provincial de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo, dijo a FM La Red que en la economía de La Rioja “hay una situación en general compleja”, que afecta “principalmente la actividad industrial. Está íntimamente relacionada con los vaivenes económicos de la política nacional”.

El funcionario explicó que “la recesión y el cierre de los mercados están afectando gravemente a todos los sectores industriales y mucho más a aquellos vinculados a economías regionales, como la olivicultura, que no tienen otro tipo de posibilidades en lo que respecta a financiamiento, otras herramientas y recursos logísticos de las que pueden disponer empresas a nivel global”.

En el parque industrial de la capital riojana hubo otros diez despidos en una empresa textil en las últimas horas, mientras se trabaja en dos turnos en lugar de tres, y la fábrica Puma podría anticipar el receso de verano en octubre. Todas las empresas que lo requirieron están alcanzadas por los subsidios nacionales REPRO, con los cuales se afronta parte del costo salarial.