Saltar al contenido.

La Rioja: policía confesó femicidio, pero dijo que fue accidental

Según el relato del agente, la joven Romina Ríos murió después de que su arma reglamentaria se disparara por accidente.

Por BinBangNews

Pedro Ortiz, el policía sospechoso del femicidio de la joven riojana Romina Ríos, finalmente admitió ante la Justicia que es responsable del crimen, aunque lo pintó como un hecho accidental. 

Ríos vivía en la capital de La Rioja desde el 2015 y se había mudado allí desde Patquía, una localidad del oeste de la provincia, para iniciar sus estudios superiores.

En su testimonio, Ortiz -de 20 años- recordó ante el tribunal los últimos momentos que pasó junto a Romina, a quien había conocido en Patquía y con quien mantenía un acercamiento romántico a pesar de estar en pareja con otra mujer. 

“Estaba ‘bananeando’ con el arma”

“Bananeando, moneando con el arma, le dije que me la habían entregado ese mismo día y que ya era policía con todas las letras”, recordó el agente. “Me pidió que se la muestre. Yo seguía jugando con el arma, le trabo la corredera y le saco el cargador. Y le digo que así queda el arma abierta, le pongo el cargador de nuevo y le libero la corredera”. 

“En ese momento no me di cuenta, no entendí que estaba jugando con un arma”, agregó Ortiz señanado que la joven le pidió que le pasara el cargador de su teléfono celular y, en ese momento, mientras trataba de liberar el martillo del arma, salió el disparo.

“Vi que le pegó en la parte de la espalda, ella hace un movimiento y cae de nuevo a la cama”, detalló admitiendo también que maniobró el cadáver de Ríos para borrar las pruebas que lo comprometían. 

Así, el policía reconoció haber trasladado el cuerpo a un descampado, donde regresó tres días después para rociarlo con alcohol e incinerarlo. 

A %d blogueros les gusta esto: