Funcionarios provinciales participaron de una reunión de la Comisión de Economías Regionales. Abogaron por una mejor distribución de los recursos tributarios.

Los ministros de Economía provinciales, miembros de la Comisión Federal de Impuestos (CFI), participaron de una reunión la Comisión de Economías Regionales, donde plantearon una “perspectiva” sobre una distribución “equitativa y solidaria” de los recursos tributarios.

Los funcionarios del área económica de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, La Rioja, La Pampa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, expusieron ante los miembros de dicha comisión, que preside el puntano Adolfo Rodríguez Saá.

El senador agradeció a los funcionarios provinciales por aceptar la invitación de lo que definió como “un ámbito plural, donde están representados todos los pensamientos políticos”.

En este sentido, sostuvo que el espacio que brinda la comisión en la Cámara Alta nos permite “trabajar y encontrar el diálogo, en lo que es un camino para alcanzar”, en referencia a “un sistema federal que nos permita distribuir los recursos de una forma armoniosa, equitativa y solidaria mediante un diálogo en común”.

De la reunión, que se realizó en el Salón Eva Perón del Senado, participó además el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, quien ofreció algunas precisiones sobre las partidas coparticipables.

Por su parte, los ministros en algunos casos plasmaron sus criterios desde una postura crítica y también de “autocrítica” por no haber podido aprobar una Ley de Coparticipación.

Otro aspecto que estuvo presente en el encuentro, giró en torno al traspaso de la Policía Federal a la Ciudad y el modo en que ha impactado en el giro de los recursos destinados a las provincias.

En ese contexto, el senador Juan Carlos Romero (Frente Popular Salteño) dijo: “soy escéptico de la coparticipación, pero no por eso uno va a dejar de preocuparse sobre un tema que no tiene resolución en la Argentina”. “Lo peor que nos puede pasar es que nos empecemos a pelear por el reparto de las migajas”, expresó.

Además, consideró que “el gran desafío del futuro de la Nación es establecer cómo será la distribución Primaria”, y abogó por lograr “la mejor distribución para las provincias” y que “tengamos una ley de disciplina fiscal”.

Luego señaló que la Argentina necesita tener “equidad fiscal”, y pidió a los estados provinciales “no tener éxito según el lobby” que se haga, al considerar que “no queremos que se haga un desbalance de las obras públicas”.

Por su parte, el Subsecretario de Hacienda de Buenos Aires, Juan Sanguinetti, planteó que “la provincia no puede esperar mucho tiempo más” al reclamar la actualización del Fondo del Conurbano Bonaerense, que la administración de María Eugenia Vidal está reclamado a través de la vía legislativa mediante tres proyectos de reparación, y mediante el camino jurídico, a través del reclamo a la Corte Suprema.

Sanguinetti agradeció la presencia de sus pares para empezar a discutir “en serio el régimen de coparticipación” y abogó por que “se llegue a un régimen que supere las inequidades” en la distribución de los fondos.

En tanto, Caballero, el subsecretario de Relaciones por las Provincias, aseguró que “las 24 jurisdicciones tendrían un incremento de recursos que estarán en el orden de los 45 mil millones de pesos respecto a lo presupuestado”.

Además aclaró que “el Estado recibiría 7 mil millones de la secretaría de Hacienda, por la reducción del 15 a un 12 por ciento al ANSES, organismo que estaría perdiendo 36 mil millones de pesos en el presente ejercicio, por el fallo de la Corte (a favor de Córdoba, Santa Fe y San Luis) 14 mil millones , y unos 22 mil millones por el 3 por ciento del acuerdo alcanzado el pasado 18 de mayo”, entre la Nación con las Provincias.

Sobre los fondos, el funcionario explicó que “la AFIP perdería 1.715 millones por la no detracción de San Luis y Santa Fe, respecto al aporte para el fondo de financiamiento según el decreto 1.399”.

A su turno, el ministro de Hacienda de Córdoba, Osvaldo Giordano, remarcó que el no haber podido aprobar una ley de Coparticipación es el “cúmulo de fracaso por 20 años de incumplimiento constitucional”, y consideró que “es clave ampliar” el debate, al reclamar “replantear el rol de las jurisdicciones”, entre la Nación y las Provincias.

En ese sentido, sostuvo que “se han generado superposiciones y avasallamiento a las provincias”, y criticó que “tras varias reuniones de ministros de finanzas donde la Nación manifiesta su voluntad de descentralizar, pero también nos manifiesta que esta con un desequilibrio fiscal muy grande, donde su espacio fiscal es negativo”.

Giordano, además dijo que en la mesa de debate “hay que poner la reforma tributaria”, y propuso “pensar en eliminar la superposición tributaria”, considerando que “el impuesto con peor incidencia tiene es el IVA e ingresos brutos”, lo que permitiría “dar más potestad a las provincias y creando la posibilidad de recaudar”, donde la coparticipación sea un factor “con equilibrio geográfico que permita transferencias de recursos al resto del país”.

La senadora por Santa Cruz Virginia García (FpV-PJ) cuestionó que “la variación interanual de recursos coparticipables de Ciudad, que de 688 millones, asciendan a 2.500 millones”, en el último período presupuestario.

El plenario contó con la presencia del jefe de Gabinete de Salta, Carlos Parodi, titular de la Comisión Federal de Impuestos, donde se presentó una “perspectiva para un nuevo régimen de Coparticipación Federal de Impuestos”.

También estuvieron presentes Ricardo Guerra (La Rioja), Hugo Ballay (Entre Ríos), José Labroca (Tierra del Fuego), Juan Donnini (Santa Cruz), Cristina Ocampo (Chaco), Ernesto Franco (La Pampa) y María Zabala Chacur (San Luis).