Es en un caso por la presencia de una mujer que, a pesar de ser advertida, no salió al cierre del camposanto, y en otro por un grupo de jóvenes que tuvo que ser desalojado.

Por Agencia DyN

La Policía debió intervenir en hechos registrados en dos cementerios de La Rioja y que fueron vinculados con la superstición sobre el martes 13, en un caso por la presencia de una mujer que, a pesar de ser advertida, no salió al cierre del camposanto, y en otro por un grupo de jóvenes que tuvo que ser desalojado.

La policía se encontraba trabajando desde anoche en el cementerio municipal El Salvador, de la ciudad de La Rioja, intentando encontrar a una mujer que ingresó ayer a las 19,30 y, aunque fue advertida varias veces del cierre del lugar, se escondió entre las filas de nichos. Según los trabajadores del lugar, la mujer vestía de negro y llevaba una bolsa blanca.

Con gritos angustiados, se perdió entre las tumbas y ya no pudo ser hallada, dijeron. Juan Crinejo, director del cementerio capitalino, dio aviso a la policía que hasta esta mañana no había podido encontrar rastros de esa persona pese a que las puertas fueron cerradas.

Según la versión difundida hoy, sería la misma mujer que en fechas especiales pasaría la noche en el cementerio.

En esta ciudad, muchas personas consideran que se trata del personaje conocido como “la llorona”, que vaga sin temor por los cementerios, especialmente en fechas como hoy, martes 13.

Crinejo señaló que hay personas que eligen estos sitios para llevar adelante “ritos especiales”. Por otra parte, esta mañana se informó que la policía de la ciudad de Chamical debió desalojar anoche del cementerio local a un grupo de jóvenes que aparentemente tenía la intención de permanecer en el lugar durante la noche, posiblemente en el marco de algún ritual.