gmain

Culmina la fase diocesana para declarar el martirio de Angelelli

El obispo de La Rioja, monseñor Colombo, afirmó que fue “de mucha utilidad” la condena a prisión perpetua de los represores Menéndez y Estrella por el asesinato del prelado en 1976. Ahora, el proceso sigue en la Congregación para las Causas de los Santos.


Por DyN

La diócesis de La Rioja dará por finalizada el jueves la fase diocesana de la investigación para definir el martirio del obispo Enrique Angelelli, asesinado en 1976 durante la última dictadura militar, y enviar a la Santa Sede la causa para su canonización.

El obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, dijo que la sentencia a prisión perpetua a los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella por el asesinato del obispo riojano resultó de “mucha utilidad” para sustanciar la causa canónica y discernir “las virtudes vividas en grado heroico por monseñor Angelelli así como la muerte martirial”.

“Cumplidas las formalidades previstas por la legislación de la Iglesia, enviaremos todas las actuaciones a la Santa Sede para su oportuna prosecución en la Congregación para las Causas de los Santos”, sostuvo en la convocatoria a la ceremonia.

Monseñor Colombo informó en un comunicado que el jueves a las 17 en la catedral riojana se dará por concluida la instrucción diocesana de la causa de canonización de monseñor Angelelli.

En tanto, el asesor legal del obispado de La Rioja, Pedro Goyochea, detalló que en la sesión pública de clausura de la investigación del martirio de Angelelli se podrán conocer las conclusiones del proceso.

“El obispo Marcelo Colombo sintió la necesidad de merituar las circunstancias de la muerte de monseñor Angelelli con su acción pastoral y en torno a ello es propuesto como mártir para la Iglesia”, sostuvo en declaraciones a radio FM La Red de La Rioja. El letrado detalló que las conclusiones de la investigación diocesana serán enviadas a Roma, para dar inicio a la “fase vaticana” a cargo de la Congregación para las Causas de los Santos, a fin de que determine “las condiciones en las cuales monseñor Angelelli es declarado mártir de la Iglesia universal”.

El proceso argentino estuvo a cargo de una comisión que recibió los testimonios acerca de la tarea pastoral de Angelelli y otra histórica que hizo la recopilación documental, incluyendo la sentencia judicial del 4 de julio de 2014 del Tribunal Oral Federal Penal de La Rioja.

El papa Francisco jugó un papel clave en el juicio por el asesinato de Angelelli, al remitir documentación desclasificada del Vaticano que el tribunal riojano consideró como pruebas para dar sentencia en el proceso judicial contra Menéndez y Estrella.

Tras aquel fallo, el pontífice argentino alentó a monseñor Colombo a abrir la investigación diocesana del martirio del prelado riojano. En este sentido, Goyochea destacó “la colaboración activa” que tuvieron la Conferencia Episcopal Argentina y las arquidiócesis de Paraná, de Santa Fe y de Córdoba, para avanzar en la investigación.

La Santa Sede deberá establecer si monseñor Angelelli puede ser considerado mártir y avanzar así el proceso canónico para convertir en beato al obispo riojano que gobernaba pastoralmente la diócesis “con un oído en pueblo y otro en el Evangelio”.

Actualmente el único prelado latinoamericano considerado mártir es monseñor Oscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador, asesinado por agentes de la dictadura militar salvadoreña mientras presidía misa.