La industria del juego crece en todo el territorio nacional, por eso el involucramiento de las autoridades es clave en esta lucha. El ludópata pierde dinero, pero también pone en riesgo su vida social, laboral y familiar. ¿Cómo identificarlo y tratarlo?

Por Todo Noticias

¿Cómo luchar con una industria del juego que busca avanzar cada vez más? La ludopatía “afecta a la salud, la seguridad pública, la economía local y las relaciones sociales y familiares”, asegura Alberto Lauriano Godoy, intendente de la municipalidad de Famatina, en La Rioja, en un comunicado que se opone a la instalación de máquinas tragamonedas en la cabecera departamental.

“Veo familias destruidas por la adicción que causa el juego. Nos está dañando mucho como sociedad”, denuncia la diputada del Parlasur Marcela Crabbe a partir de la realidad que golpea al departamento vecino de Chilecito, donde se encuentra un casino que impulsa la adicción al juego y hace estragos en la población local.

El pueblo de Famatina se niega a repetir esa historia. Por eso Crabbe está materializando esta voluntad a través de la medida “sanitaria”, apoyada por Godoy, que pretende frenar la llegada de tragamonedas y así cuidar la salud de los vecinos.

La preocupación frente al crecimiento del juego es una cuestión provincial. Se habla de que tres de cada diez riojanos estarían afectados por la ludopatía”, indica la diputada nacional Clara Vega, quien presentó un proyecto de ley ante el Congreso nacional orientado a regular y prevenir sobre los riesgos del juego compulsivo.

Esta problemática no sólo afecta a La Rioja sino que se presenta en todo el ancho y largo del país con un incremento significativo en la cantidad de personas que padecen del impulso irreprimible de jugar, aseguran los especialistas, aunque no existen cifras oficiales.

¿Qué es la ludopatía?

Ludopatía, juego patológico, adicción al juego o juego compulsivo son los nombres equivalentes de esta enfermedad de base psicológica, muchas veces asociada a un trastorno de los impulsos, que lleva a la persona a perder el control sobre su vida.

La ludopatía afecta tanto al comportamiento como al pensamiento, llevando a la persona a mentir, a ocultar o a negar la profundidad de su compulsión. Es que el ludópata intenta tapar los resultados negativos del juego con más juego y busca recuperar lo perdido volviendo a jugar.

cswx-ipwaaemfkr¿Cómo identificar a un ludópata?

La adicción al juego suele ser de difícil detección, sobre todo, porque el ludópata, en general, se siente avergonzado y trata de evitar que otras personas se enteren de su problema.

Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, un adicto al juego responde a cinco o más de estos comportamientos:

1. Comete delitos para conseguir dinero para jugar.
2. Se siente inquieto o irritable al tratar de jugar menos o dejar de jugar.
3. Juega para escapar de los problemas o de sentimientos de tristeza o ansiedad.
4. Apuesta mayores cantidades de dinero para intentar recuperar las pérdidas previas.
5. Pierde el trabajo, una relación u oportunidades en sus estudios o en su carrera debido al juego.
6. Miente sobre la cantidad de tiempo o dinero gastada en el juego.
7. Hace muchos intentos infructuosos por jugar menos o dejar de jugar.
8. Necesita pedir dinero prestado debido a las pérdidas ocasionadas por el juego.
9. Necesita apostar cantidades cada vez más grandes de dinero para sentir excitación.
10. Pasa mucho tiempo pensando en el juego, como recordar experiencias pasadas o formas de conseguir más dinero con que jugar.

El ludópata suele tener una economía confusa, con momentos de extrema pobreza o de “riquezas” instantáneas. Su vida social, laboral y familiar se ven afectadas por mentiras, robos, gastos inexplicables y desapariciones para no ser molestado mientras juega.

Como con cualquier adicción, existen diferentes terapias, que suelen combinar estrategias de autoayuda, psicoterapia y de rehabilitación para dejar el juego. Sin embargo, el primer paso es que la persona reconozca su problema. 

14344134_1749085742004881_8526175055395621965_n