429597.jpeg

La oposición presentó un proyecto para aumentar las asignaciones

La iniciativa, que es acompañada por más de una veintena de legisladores del FPV, es mucho más liviana de que lo que las organizaciones de la economía social venían reclamando.

Por IProfesional

Los senadores del FPV Juan Manuel Abal Medina y Teresita Luna y el bonaerense Jaime Linares (GEN) presentaron ayer un proyecto que declara la emergencia social por un año y otorga un aumento del 15% a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de la Asignación por Embarazo.

La iniciativa, que es acompañada por más de una veintena de legisladores del FPV, es mucho más liviana de que lo que las organizaciones de la economía social venían reclamando.

Es que el texto también propone la creación de un millón de puestos de trabajo y de un “salario complementario” para los trabajadores de la economía informal. Sin embargo, la definición de estas medidas quedará supeditada a la discusión en un Consejo de la Economía Popular, que estará integrado por representantes del Poder Ejecutivo y de los movimientos sociales.

Según explicó Abal Medina, el costo fiscal de incrementar en un 15% durante un año las asignaciones sociales será de $1500 millones para este año, en el caso de que la ley sea sancionada en octubre, y de $ 7700 millones para el año próximo. El universo de beneficiarios ascendería a 3,8 millones de personas.

“Si bien el proyecto supone una erogación importante para el Estado nacional, lo hace de manera responsable y cuidando el equilibrio fiscal”, aseguró el senador del FPV, que justificó el aumento del 15% en la necesidad de “compensar el impacto de la inflación” sobre las asignaciones sociales.

Por su parte Linares destacó que “los planes sociales no son la solución para la pobreza”, tras lo cual destacó que “la economía social puede ser la solución para este problema”. En ese sentido, dijo que la intención “es transformar los subsidios en un salario complementario”.

Luna, en tanto, recordó que el proyecto surgió del pedido de las organizaciones de la economía social (Barios de Pie, Movimiento Evita, CCC, CTEP), que realizaron en agosto pasado un encuentro en el Salón Azul del Congreso para reclamar aumentos en los subsidios y un salario complementario que les permita a los trabajadores de la economía informal alcanzar el salario mínimo.

“Nosotros no queremos presionar al Gobierno; por el contrario, queremos ayudarlo”, afirmó la senadora por La Rioja.

Por el momento, el proyecto no tiene fecha de tratamiento en comisiones, aunque Abal Medina calculó que podría ser aprobada durante noviembre.

Según explicaron sus autores, la iniciativa no avanzó en mayores definiciones para darle al Gobierno la posibilidad de definir desde el punto de vista fiscal las fuentes de financiamiento.

En ese sentido, Abal Medina destacó que el Senado no puede ser cámara iniciadora en materia impositiva, pero deslizó algunas de las fuentes que se podrían crear para financiar el aumento de las asignaciones y la eventual reconversión de diferentes planes sociales en fuentes de trabajo genuino y el denominado “salario complementario” que piden las organizaciones de la economía informal como medio para alcanzar el salario mínimo.

“Hemos trabajado propuestas alternativas, como el aumento de los gravámenes a bienes suntuosos y bebidas alcohólicas o la creación de impuestos específicos para máquinas de casinos y salas de juegos”, explicó el ex jefe de Gabinete kirchnerista.

Otra fuente de financiamiento podría ser un gravamen a los dividendos que reciben los accionistas de empresas o la restitución de las retenciones mineras, que fueron quitadas por la administración macrista.