img_0584-1

Gobernadores del PJ ya discuten el Presupuesto con los legisladores

En el caso de La Rioja, por ejemplo, quieren recuperar el punto de coparticipación que se le quitó en 1988. 

Por Clarín
El proyecto de la ley de Presupuesto 2017 ya ingresó al Congreso y los gobernadores peronistas comenzaron a estudiarlo puertas adentro junto a los diputados del Justicialismo, en busca de una estrategia común. Crear un fondo federal para obras y mayor laxitud para conseguir créditos son algunas de las propuestas que buscarán incorporar.

El bloque PJ que conformó el ex titular de la Anses, Diego Bossio, tras romper con el FPV, se quedó con el respaldo de los gobernadores que hoy encaran la renovación del peronismo marcando distancia del kirchnerismo. Con el debate del primer presupuesto de Cambiemos como telón de fondo, harán gala del nivel de articulación que manejan. Pero además de enviar un mensaje político, intentarán sacar ventajas para sus provincias considerando que el Gobierno necesitará consensuar para poder aprobar el proyecto y ellos representan el sector dialoguista.

“El presupuesto se va a modificar porque el oficialismo es un tercio de la cámara y la oposición dos tercios”, sentenció Bossio.

El martes pasado este grupo de diputados que preside el dirigente de SMATA, Oscar Romero, se reunió con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, y al día siguiente con su par de la Rioja, Sergio Casas. La semana que viene esperan seguir recibiendo individualmente a algunos mandatarios, mientras que para el miércoles está pautado un encuentro con todos juntos. Además de Peppo y Casas, que volverían a ir, están confirmados Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Carlos Verna (La Pampa), más alguno que pueda sumarse llegado el día. 

“El objetivo del encuentro es que los gobernadores nos planteen sus realidades y principales requerimientos para que nosotros podamos hacer una defensa federal del presupuesto. Las arcas provinciales están muy golpeadas”, detalló Romero a Clarín, y adelantó; “Vamos a hacer una lectura macroeconómica y otra más micro a la que se dedicarán los ministros de Economía de las provincias con los técnicos y diputados que integran la comisión de Presupuesto”.

En el caso de La Rioja, por ejemplo, quieren recuperar el punto de coparticipación que se le quitó en 1988. “Para nosotros es fundamental que se le brinde a la provincia lo que legítimamente le corresponde”, señaló Casas.

También van a reflotar un viejo proyecto de la época de diputado de Urtubey: la creación de un “fondo de convergencia federal” destinado a obras y salvar falencias de las provincias. A la vez, plantearán la necesidad de que se flexibilicen los requisitos para que las provincias puedan tomar deuda. Para eso, hoy tienen que contar con el aval de Nación que a su vez les pisa los talones con la ley de responsabilidad fiscal. 

“Evaluamos con los legisladores una salida que fortalezca las transferencias de recursos y que equilibre los fondos que las provincias dejarán de percibir por la reforma del impuesto a las Ganancias”, expresó Peppo, quien además propone “crear nuevos tributos al sector financiero y al juego”.

En definitiva, lo que piden a gritos son fondos. Están preocupados porque a nivel nacional el endeudamiento “es brutal” y ellos necesitan que les giren plata para hacer frente a una “situación económica y social muy compleja” . Pero según dicen, no quieren que le vaya mal al Gobierno nacional porque consideran que antes de que caiga el Gobierno, caen ellos.

Si bien la discusión más compleja del Presupuesto históricamente se da en Diputados, desde la cámara alta el jefe de bloque peronista, Miguel Angel Pichetto, sigue estos encuentros desde cerca.