El Gobierno destinará un 25 por ciento más de recursos a provincias y municipios. Negociaciones claves para aprobar cambios en el impuesto a las Ganancias y el Presupuesto 2017.

Por Big Bang News
El presupuesto 2017 tiene buenas noticias para los gobernadores. Frente a un año electoral clave, Mauricio Macri destinará un 25% más de recursos a las provincias y municipios en materia de coparticipación federal. En números concretos, este aumento representará 731.000 millones de pesos que se distribuirán durante el próximo año.

Así quedó establecido en el proyecto de ley de presupuesto que el Gobierno presentó esta semana al Congreso, donde detalla que, a su vez, las provincias y municipios recibirán además de la coparticipación unos 31.000 millones de pesos extras (un 17,5% de suba) para atender gastos corrientes, obras y proyectos de inversión, según destacó La Nación.

Se trata de la oferta que el Gobierno ofrecerá a los mandatarios provinciales con as de espada en su negociación para resolver cuestiones que le preocupan: el aumento de tarifas y la modificación del impuesto a las ganancias.
De esta forma el macrismo vuelve a enviar una señal a los mandatarios provinciales, un signo diferenciador con respecto al kirchnerismo. Es que para el próximo año el proyecto de presupuesto 2017 contemplará una disminución considerable de los subsidios energéticos ($ 44 mil millones). Esto significa que el macrismo podría volver a lanzar fuertes aumentos en las tarifas de gas y electricidad, para lo cual la Casa Rosada pretende el acompañamiento de los gobernadores.
Por otra parte, el Gobierno buscará el apoyo provincial de cara a la discusión por el impuesto a las Ganancias. En ese sentido el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, admitió que el año próximo la suba del mínimo no imponible y el retoque en las escalas serán “graduales”, por lo que el alivio a los contribuyentes será menor al esperado.  

Los gobernadores, al igual que el gobierno nacional, no quieren cambios bruscos en este impuesto: como su recaudación es coparticipable, cualquier suba en el mínimo no imponible y en las escalas impactaría negativamente en las arcas provinciales.

Del total de la torta de ingresos y contribuciones que percibirá el sector público nacional en 2017, el 65% irá a la administración nacional; otro 6% a distintos entes públicos y el 29% a las provincias.