Senadores y diputados de ese sector entregaron al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y arzobispo de Santa Fe el proyecto de ley de Emergencia Social.

Por Parlamentario

Monseñor José María Arancedo recibió a los senadores nacionales Teresita Luna, Juan Manuel Abal Medina y Eduardo Aguilar, y a diputados nacionales del Movimiento Evita, quienes hicieron entrega al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina del proyecto de ley que tendiente a declarar la Emergencia Social.

Arancedo agradeció a los legisladores por la preocupación por los sectores más desprotegidos y celebró que la iniciativa tenga consensos con la mayoría de los fuerzas representativas de ambas cámaras.

“Lo que ordena y organiza es el trabajo”, manifestó el diputado provincial Fernando “Chino” Navarro, sintetizando la idea que motoriza el proyecto que logró la firma de más de 20 senadores nacionales.

El Movimiento Evita buscar a partir de la iniciativa de ley instalar como política de estado la generación de nuevos puestos de trabajo en todo el país.

“Tenemos una enorme deuda con sectores sumergidos en una pobreza estructural agravada por una situación de emergencia”, expresó por su parte el diputado nacional por Córdoba Andrés Guzmán.

Arancedo señaló que “los sacerdotes de todo el país son un termómetro de lo que pasa en los sectores más humildes, nos están pidiendo comida y ropa”, y remarcó que “no somos ni opositores ni oficialistas pero si estamos en los temas que hacen a los que más necesitan, ese es el sello de nuestra Iglesia”.

Los senadores Teresita Luna y Juan Manuel Abal Medina, autores del proyecto de ley, detallaron el origen de la iniciativa y destacaron la participación en la redacción de la misma de las organizaciones sociales que marcharon el 7 de agosto desde Liniers hasta Plaza de Mayo, lo que motivó a que el proyecto sea conocido con el nombre de “Ley San Cayetano”.

De la reunión también participaron los diputados nacionales Leonardo Grosso, Silvia Horne, Remo Carlotto y Araceli Ferreyra.