Durante el mediodía de hoy, legisladores nacionales del bloque Justicialistas, el kirchnerismo y varios gobernadores mantuvieron un encuentro de una hora en el Consejo Federal de Inversiones, en la que se definieron los puntos que llevarán a la negociación en el Congreso.

Por Cronista

Una hora bastó para que el peronismo dejara atrás diferencias y acordara un pliego en conjunto de cara al tratamiento del Presupuesto 2017, en una fuerte señal de unidad.

La reunión se concretó este mediodía en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), en el barrio porteño de Retiro, y contó con la presencia de los pesos pesados de las distintas corrientes del peronismo: los legisladores Diego Bossio, Héctor Recalde, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Abal Medina, José Luis Gioja, Luis Basterra, Teresita Luna, Omar Perotti y los gobernadores Sergio Uñac, Juan Manzur, Gildo Insfran, Carlos Verna y Gustavo Bordet. 

Los pedidos que llevarán al Congreso los referentes del PJ abarcarán al menos cinco puntos, según pudo confirmar El Cronista con el ministro de Economía de San Juan, Roberto Gattoni, y fuentes cercanas al kirchnerismo en el Congreso.

La propuesta que buscarán introducir en el Presupuesto del año que viene incluye: un pedido para que todos los débitos bancarios sean coparticipables (incluido el impuesto al cheque); la coparticipación de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), para evitar la discrecionalidad en el envío de fondos; la postergación hasta 2018 del pago del programa de desendeudamiento, ordenado a través del Decreto 660; la creación de un fondo social nacional, que se distribuirá en función de las Necesidades Básicas Insatisfechas de las provincias; y, por último, darle lugar a un pedido de La Rioja para que recupere un punto de coparticipación que perdió en la década de 1980.

El objetivo que se propusieron los legisladores y gobernadores presentes fue discutir los fondos con los que contarán las provincias el año próximo. Esto fue lo que motivó los dos pedidos respecto a las partidas que deberían comenzar a ser coparticipables, como los débitos bancarios y ATN.

“Hoy los ATN se subejecutan, y todas las provincias están con desequilibrios. Si logramos un reparto por coparticipación, se lograría distribuir sin discrecionalidad política del Gobierno nacional”, dijo a este medio el sanjuanino Gattoni.

En relación a la flexibilización de las condiciones para la toma de deuda por parte de las administraciones provinciales, desde San Juan indicaron que a esa discusión quieren apartarla del debate sobre el Presupuesto, y que se buscará negociar en una modificación de la Ley de Responsabilidad fiscal. 

En los reclamos de los legisladores y gobernadores no hubo definiciones sobre modificaciones al impuesto a las Ganancias. “Nosotros estamos de acuerdo en aliviar la carga tributaria a los trabajadores, pero tiene que haber algún mecanismo de compensación”, indicó Gattoni. Este es uno de los pedidos más fuertes del Frente Renovador, ausente en la reunión de hoy.

El Gobierno nacional confiaba en que podía tener apoyo en el Congreso de la mano de la relación con los gobernadores, pero los jefes provinciales presentaron ahora nuevos reclamos.

Con este escenario planteado, las cuentas comienzan a complicarle al oficialismo, porque el PJ tiene amplia mayoría en el Senado y, si se juntan, también en Diputados.