Saltar al contenido.

Presupuesto: el PJ apura con lista de pedidos

El Gobierno quiere sacarse de encima la mufa que trajo de Nueva York tras los errores de alguna prensa con el tema Malvinas-soberanía. Enfrenta una dura negociación final con el PJ por gasto en 2017.

Por Ámbito Financiero 

Mauricio Macri volvió de Nueva York y enfrenta desde hoy una semana complicada. En el viaje a esa ciudad tuvo suerte dispar entre inversiones que se anuncian pero sin fecha cierta y problemas con Malvinas generados por un mal manejo de la comunicación. 

El equipo de Presidencia le dejó a parte de la prensa que siguió los pasos de Macri en Nueva York demasiados huecos para cometer errores varios, como el que se hizo al publicar en algunos medios que Macri había recibido confirmación de la premier Theresa May sobre el inicio de conversaciones entre ambos países que incluían el tema de la soberanía.

Ese despropósito imposible, que Macri nunca mencionó, fue parte de una serie de errores a los que podría haberse anticipado el Gobierno y no lo hizo por impericia en esas lides de cumbres y bilaterales complicadas. 

Bastaba aplicar un mínimo razonamiento para saber que May no le iba a regalar a Macri semejante anuncio y mucho menos que lo iba a hacer de mesa a mesa, casi con la comida atragantada, en medio de un almuerzo con más de 100 presidentes. Un comunicado oficial a tiempo le hubiera evitado al Presidente el dolor de cabeza.

De ese sofocón Macri saltó en Buenos Aires a otro: la negociación del Presupuesto nacional con la lista de reclamos que gobernadores y peronistas varios ya le pasaron a la Casa Rosada para garantizar, a cambio, una votación pacífica.

El peronismo le presentó el jueves pasado 5 puntos a discutir que son cada una de las modificaciones que se deberán incluir al proyecto de Presupuesto nacional 2017 en Diputados para que no haya tormentas sobre la votación. 

Allí los gobernadores le pidieron al Gobierno:

• Que se renegocien los vencimientos de deudas provinciales y se prorroguen, además de exigir que se suba la coparticipación a provincias del impuesto al cheque.

Prórroga de las deudas de las provincias con el Estado nacional, alguna modificación en la afectación específica del impuesto a los créditos y a los débitos de modo tal de que una mayor proporción de lo recaudado por ese tributo sea coparticipable entre las provincias.

• Transferencias automáticas a provincias (algo que supuestamente debería funcionar siempre) y que los ATN se distribuyan de acuerdo a porcentajes de la coparticipación.

• Transparentar el funcionamiento del fondo para compensar los déficit de las cajas previsionales provinciales que no fueron transferidas a la administración central.

• La Rioja tiene un pedido especial: que le devuelvan el punto de la coparticipación que le fue quitado años atrás.

• Se pide, además, la creación de un fondo destinado a compensar ingresos de los sectores más afectados, especialmente en el NEA y el NOA.

Ese paquete, más algunos pedidos de último momento, entrarán esta semana en el debate presupuestario de Diputados como exigencias para introducir en el texto antes de bajar al recinto.

Macri tendrá hoy un respiro de esas pelea. A las 10 de la mañana, partirá a Colombia para presenciar la firma del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos. Volará hasta Cartagena de Indias, donde a las 17 se hará la ceremonia del tratado entre Santos y Timochenko (Rodrigo Londoño), jefe de las FARC. Llegará hasta el Centro de Convenciones de Cartagena junto con Susana Malcorra y Fulvio Pompeo y se codeará con Ban Ki-moon, el rey Juan Carlos de España (comandado por su hijo para cubrir este tipo de ceremonias por el mundo), el norteamericano John Kerry, Christine Lagarde o Raúl Castro.

Ese desplazamiento se había decidido antes de que Macri viajara a EE.UU., cuando Santos llamó personalmente al argentino y le pidió estar presente en ese momento histórico para los colombianos. Por eso fue llamativo que el mismo gesto tuviera Santos con Sergio Massa, a quien también invitó a la ceremonia de hoy. Massa, único político argentino invitado además de Macri, va a estar en Cartagtena y luego tendrá reuniones con el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Macri dio un guiño a favor de esas caricias colombianas a Massa, por lo que no se descarta un encuentro entre ambos allí.

A %d blogueros les gusta esto: