img_1099-1

Diputados homenajeó al cura Brochero 

En la sesión especial de este miércoles, los legisladores rindieron homenaje al cura que está próximo a ser canonizado por el papa Francisco.

Por Parlamentario


La Cámara baja homenajeó este miércoles al cura Brochero, ante su inminente canonización por parte del papa Francisco el próximo 16 de octubre en la Plaza San Pedro del Vaticano.

El primero en hablar fue el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, quien recordó la figura del cura Brochero, detallando datos de su biografía. “Tuvo una tarea pastoral en la Catedral de Córdoba y se desempeñó como sacerdote en una epidemia de cólera que azotó Córdoba en ese tiempo”, rememoró.

Tras puntualizar que se recibió de maestro de Filosofía en la Facultad de Córdoba, Negri resaltó que el cura Brochero instauró una costumbre que eran los ejercicios espirituales, que consistían en cruzar a lomo de mula Traslasierra, 200 kilómetros, hasta la capital mediterránea. “Construyó casas religiosas, colegios, y se lo recuerda fuertemente porque fue pionero en la construcción de caminos que atravesaron la sierra nuestra”, puntualizó.

“Predicó el evangelio mucho, y se lo recuerda porque ningún enfermo se quedaba sin sacramento”, añadió. Negri se refirió luego al proceso de canonización del cura Brochero, hasta llegar a su beatificación por parte de Francisco.

Destacó los dos episodios que valieron su proceso de beatificación, los de un niño gravemente accidentado y de Camila Brusotti, tremendamente golpeada por su madre y su padrastro, que quedó con gravísimas lesiones en su cráneo. Se consideró un milagro su recuperación y la religión se lo adjudica.

“Así el cura Brochero, el cura laico, el cura que une a los pueblos, se convertirá en la primer persona canonizada que nació y murió en nuestro país”, comentó luego, para recordar que un historiador hizo referencia a un encuentro de Brochero con Hipólito Yrigoyen. No hay coincidencias sobre el motivo de ese encuentro. “Lo que está verificado es el encuentro, quizá no con certeza de qué se habló; pero cualquiera haya sido la causa, el destino unió a dos personas grandes, con gran concepción humanista”, consideró el diputado Negri, quien hizo hincapié en que la casualidad del destino hiciera que este miércoles recibieran ambos un homenaje en el recinto.

Luego habló el diputado Juan Manuel Pereyra, de Concertación Forja, autor del proyecto original para homenajear a Brochero, y por eso agradeció a todos los diputados que acompañaron su pedido. Lo calificó de “un progresista” y entre su obra destacó la gestión que hizo por la ruta que unió el oeste de Córdoba con las altas cumbres.
“Impulsó la construcción de un embalse para los pueblos de San Pedro y Villa Dolores”, recordó además, para referirse luego al “cura gaucho”, que nació en 1840, quien desarrolló “su gran actividad pastoral en el oeste de la provincia de Córdoba, en Villa de Tránsito, hoy Villa Cura Brochero”.

Pereyra mencionó que en su vejez, el padre Brochero terminó enfermo de lepra, por compartir con pacientes de esa enfermedad hasta el mate. El legislador concluyó diciendo que “me siento muy orgulloso por todo el legado de nuestro cura gaucho”.

A continuación, la diputada Ana Llanos, del Frente para la Victoria-PJ de Chubut, celebró la canonización del cura Brochero, por “la gran obra que hizo nuestro gran cura gaucho”, lo destacó como “un cura muy querido en ámbitos eclesiásticos”, mientras que la diputada Adriana Nazario (Unidos por una Nueva Argentina) destacó el “orgullo como cordobesa y como argentina que “el cura gaucho sea reconocido como santo”.

“Hay que darse cuenta los caminos que transitó para valorarlo”, señaló, destacando los caminos que tuvo que recordó, abriéndolos “a pico y pala”. Remarcó su tarea, cruzando a lomo de burro ríos crecidos “para dar una extremaución”, o recorrer a lomo de burro tres o cuatro días por las altas cumbres para cumplir su tarea clerical. También evocó “su lenguaje muy campechano, la forma de llegar a todo el mundo. Realmente este cura es lo que hoy pide nuestro papa Francisco: un pastor con olor a oveja”.

La riojana Teresita Madera (bloque Justicialista) se manifestó luego orgullosa por poder ser parte del homenaje a José Gabriel Brochero, un hombre que “pudo unir la profesión humana con el evangelio”. “El cura Brochero es digno de imitar, en su manera de abrazar la causa de los pobres”, agregó.

La socialista Gabriela Troiano destacó luego a quien “dedicó su vida para trabajar por los humildes y con los humildes, construyendo ciudadanía”, en tanto que el puntano Luis Lusquiños señaló a su vez que el cura Brochero “construyó muchos caminos, casi podríamos decir que fue el mejor director de Vialidad que tuvo la República Argentina; todos los caminos de Traslasierra fueron trazados por este hombre, junto a su mula Malacara, injustamente no reconocida”.

A la hora de las anécdotas, recordó algunas, como la de haber perseguido durante 10 días a un bandolero que asolaba la región, “el gaucho de las 9 muertes”, porque la policía siempre lo daba por muerto y volvía a aparecer. “Este hombre que era un soldado de Felipe Varela, bandolero, robaba y repartía entre los pobres, cuando lo encuentra el cura Brochero, el bandolero lo increpa y le dice apuntándole por qué lo estaba buscando -contó-. El cura Brochero le dice que el que te está buscando es este, mostrándole un crucifijo. Dame ahora un mate”. Ambos se hicieron amigos y el cura logró encarrilarlo. Cabe aclarar que la misma anécdota acababa de ser comentada por la diputada Nazario.

“Para San Luis es una de las personalidades más brillantes y admiradas de la historia”, resumió.

Otro cordobés, en este caso del Pro, Javier Pretto, consideró también “un orgullo que la Cámara haya dispuesto esta sesión en homenaje al cura gaucho, y destacó que el mismo “fue conocido así justamente por su accionar, no solamente porque vestía como gaucho, sino y sobre todo por su forma de tratar a los feligreses, con esa acción decidida, tender siempre una mano, algo conocido como ‘gauchada’”. Destacó también su inmensa labor y en ese marco recordó que “construyó acueductos. El pensaba que las obras de infraestructura eran el mejor apoyo para desarrollar esas zonas y ayudar a los pobladores”.

“Sus acciones no cesaron aún después de su muerte”, destacó.

También desde el Pro y desde Córdoba, Héctor Baldassi reivindicó a quien “trabajó hasta el día de su muerte para lograr construir una sociedad más justa, inclusiva y fraterna”. Agregó que “el curita Brochero nos deja una imagen de sencillez y humildad, pero también una gran vocación de servicio”.

Juan Brügge (Unidos por una Nueva Argentina) mostró por su parte una reliquia: “Para mí es todo un honor poder exhibirla y compartirla con todos ustedes”, señaló. A propósito de la costumbre de juntarse con los leprosos, y ante las recomendaciones de no hacerlo, el diputado recordó que Brochero decía que “la lepra verdadera viene desde adentro y se cura con caridad”. Destacó que era un cura que solía solucionar conflictos entre vecinos: “Tenía la tarea de hacer justicia, la justicia vecinal, inmediata”. Respecto de su labor, recordó que fue un constructor de caminos, de pueblos, de escuelas… “Era un cura que tenía como base otorgar condiciones de vida digna a toda la población”, dijo.

Néstor Tomassi, diputado Justicialista por Catamarca, quien recordó que “ningún enfermo quedaba sin su sacramento. Ya el diablo me va a sacar un alma, decía”. Luego la cordobesa María Soledad Carrizo (UCR) dijo que realizar ese homenaje “es ponernos en reflexión y analizar lo vigente que está su obsesión por seguirle cambiando la vida a sus provincianos y a nuestra hermosa Córdoba”. Lo recordó como “un constructor de cambiarle y promover la calidad de vida de los habitantes de Traslasierra”. Lo definió como “un santo que tanto hizo por cambiarle la vida a los cordobeses”, destacó su obsesión por el ferrocarril y emparentó su recuerdo con la importancia de realizar obras de infraestructura, y como homenaje al nuevo santo hizo votos por desarrollar la obra del Plan Belgrano prometida por el Gobierno nacional.

A continuación habló otra cordobesa, Blanca Rossi (Unidos por una Nueva Argentina), quien recordó que el cura Brochero decidió unir a los pueblos desperdigados, “hoy se dice que todavía se lo ve al cura cuando hay algún enfermo en algún pueblito… Se ve la sombra del gaucho pasar”.

La chubutense Nelly Lagoria dijo amar “a los sacerdotes que se brindan a sus comunidades”, señaló que “nada lo detenía, ni las ventiscas, ni los caminos difíciles”. “Creó las condiciones para que vivieran mejor, con caminos, viviendas, colegios”, agregó, para concluir que cuando enfermo de lepra renunció al curato, volvió a su pueblo original, donde murió.