Uno de esos mitos es “Frigerio va a ser candidato por Entre Ríos; quiere ser gobernador”. Una alta fuente del PRO dijo: “Rogelio es insustituible en el gabinete por la acción que desarrolla con los gobernadores; no digo que no tenga aspiraciones a gobernar Entre Ríos en 2019, pero el año próximo no será candidato”.

Por La Voz del Interior

Dentro del oficialismo empezaron a sonar varios nombres de ministros nacionales que aspiran a ser candidatos. “Ojo que hay mucho mito al respecto”, advierten dentro del PRO.

Uno de esos mitos es “Frigerio va a ser candidato por Entre Ríos; quiere ser gobernador”. Una alta fuente del PRO dijo a este diario: “Rogelio es insustituible en el gabinete por la acción que desarrolla con los gobernadores; no digo que no tenga aspiraciones a gobernar Entre Ríos en 2019, pero el año próximo no será candidato”.

Dos radicales del gabinete, casi seguro, estarán en las boletas: el ministro de Defensa, Julio Martínez, irá por una senaduría en La Rioja. “Así se posiciona para pelear la gobernación en 2019”, dicen en la UCR. Algo similar ocurrirá con José Cano, en Tucumán. Titular del Plan Belgrano, Cano deberá mostrar avances en su gestión, muy criticada por los gobernadores peronistas del noroeste.

Otro que podría pelear una banca es el ministro de Educación, Esteban Bullrich, en la provincia de Buenos Aires. Allí, sin embargo, hay varias incógnitas y muy pesadas: Carrió quiere ser senadora, el PRO pretende imponer al intendente de Vicente López, Jorge Macri. Y uno de ellos quedaría afuera ante una buena elección del massismo o del peronismo. Y Cristina Fernández no descartó ser candidata.

También podría ser candidato el ministro de Agro, el radical Ricardo Buryaile, de Formosa. El cordobés Oscar Aguad, en la cartera de Telecomunicaciones, también es mencionado como posible candidato, pero sus allegados recuerdan que renunció a la banca que tenía para estar en el gabinete y que no quiere ser candidato en este turno.

En términos electorales, el PRO maneja una hipótesis: Cambiemos se beneficiará si la oposición se mantiene dividida. Se refieren a la confusión que reina dentro del peronismo, donde muchos dirigentes dudan de seguir apostando por el Frente para la Victoria o aceptar el convite de Sergio Massa para engrosar UNA.

“Con la oposición dividida, con poco más del 30 por ciento en 2017, Cambiemos se instalará como la primera minoría”, especulan en el PRO.