La diva contó cómo fue el inicio de su amistad con el ex presidente. Además, su opinión sobre la situación política actual.

Por Clarín
Moria Casán estuvo invitada a Debo Decir, el programa de Luis Novaresio por América, y reveló algunos detalles de su relación con Carlos Saúl Menem.

La diva primero opinó sobre el momento político actual, y resaltó que para ella el pasado pesa demasiado.

“Pesa demasiado el pasado y la herencia, todos los días están hablando del kirchnerismo y de la herencia, ¿por qué no empezamos a olvidarnos del kirchnernismo?”, se preguntó.

“Este país es especial para la melancolía, la nostalgia”, consideró la diva.

Además, sostuvo que, para ella, “ahora también hay miedo” de expresar el pensamiento político públicamente.

“Yo siento que la gente tiene miedo, igual o más que antes, de decir y de opinar. Miedo a alguna represalia, siento que la gente se frena, quiere ser políticamente correcta, siento que está todo el mundo como noqueado”, expresó.

Por otro lado, Moria reveló que no votó a Carlos Saúl Menem, aunque tuvo buena relación con el riojano.

“Siento que la gente tiene miedo, igual o más que antes”.

“Menem me conoce desde que era bebé y yo a él”, contó, y relató que la invitó a la quinta presidencial porque “en un reportaje dije que Fernando de la Rúa era divino pero era como un balde de Rivotril”.

“Le causó tanta gracia que me mandó a invitar, yo creía que era una joda de Marcelo Tinelli”, agregó la diva.

“Yo le armaba mesas para cenar, con famosos, me decía que le lleve a la gente que quiera. Le encantaba que vaya con gente, porque muchas veces estaba solo para mirar el partido y decía ‘vengan, hoy comemos costillitas y miramos el partido'”, reveló.

Por último, Casán aseguró que no tuvo relaciones sexuales con el ex presidente, aunque sí tuvo un “touch and go” con un mandatario venezolano.

“No me acosté con Menem”, afirmó. “Es un seductor, le encanta a las mujeres, pero no. Estuve con un presidente, pero no era de acá. Era de Venezuela. Ya no está más, fue un ‘touch'”, completó Moria.