img_7253

Francisco santificará al Cura Brochero con vino argentino

La partida de 70 cajas de “Todos” también servirá para que oficie las misa con el fruto de nuestra tierra. El Torrontés de La Rioja fue elaborado en el INTA en Mendoza, con uvas procedentes de todo el país.

Por Mendoza On Line

El papa Francisco recibió en su residencia del Vaticano una de las botellas de “Todos”, el primer vino de misa argentino que será utilizado por el Sumo Pontífice para la celebración de sus misas. Por ello, se estrenará durante la santificación del Cura Brochero. Será la ocasión para que el vino Torrontés, elaborado en Mendoza con uvas de todo el país, protagonice la liturgia cristiana.

De este modo, se rompe una tradición de varios siglos, ya que mayormente el vino utilizado en el Vaticano ha sido italiano o bien español. Desde ahora, las uvas argentinas serán las encargadas de protagonizar uno de los momentos más vibrantes del oficio religioso

Sergio Villanueva, del Fondo Vitivinícola, destacó la sinergia entre la Corporación Vitivinícola y el INTA, que a través de los Centros de Desarrollo Vitícola contactó a pequeños productores de todo el país para que enviaran sus uvas a la sede de Mendoza, donde “Todos” fue elaborado bajo estrictas normas de calidad. El vino se presentó y fue bendecido en agosto pasado en la Catedral Primada de Buenos Aires por el Presbítero Alejandro Russo.

Uno de los que tuvo la idea fue el ex candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires, Julián Domínguez. En una reunión con hombres del sector vitivinícola sugirió acercar la idea a Francisco, con doble mensaje: realzar la presencia del vino argentino como bebida nacional y utilizar el impacto que puede tener en el mercado global esta acción, “nacida humildemente, al punto que buscamos pequeños productores de nuestro país”, dice.

“Todos” estará presente en la misa donde se santificará al Cura Brochero, este domingo 16 de octubre.

“El resultado de este proceso, realizado con mucho cuidado y dedicación de manera prácticamente artesanal, es un vino Torrontés dulce natural con 13,7% de alcohol y que cuenta con la certificación que lo avala como vino apto para la misa”, informó Santiago Sari, enólogo del INTA a cargo de la elaboración.