Afirman que la industria argentina de zapatillas goza de una “sorprendente” buena salud

img_1472

La cámara empresarial aseguró que las importaciones están muy por debajo de 2007, y apenas llegan al 3,3% del mercado.

Por La Voz del Interior 
La Cámara Argentina de Producción y Comercio Internacional de Calzado y Afines (Capcica) salió al cruce del malestar generado por las vacaciones adelantadas en la fábrica Puma en La Rioja y aseguró que la importación de producto terminado apenas implica menos del 15 por ciento de la totalidad del consumo nacional, y se ubica en la gama alta de precios.

“El segmento del calzado deportivo y de tiempo libre viene evidenciando un desarrollo en los últimos años que sólo podemos calificar de sorprendente”, sostuvo la organización con relación a la producción nacional.

Las importaciones “revisten importancia para el sector pero se han visto reducidas de manera drástica siendo sustituidas en buena medida por producción nacional”, dijo la Cámara. En los últimos 10 años la producción local pasó de 10,5 millones de pares a 19,3 millones de acuerdo a información originada en la Comisión Nacional de Comercio Exterior y estimaciones basadas en la evolución del PBI.

De la misma fuente se registra un “fuerte crecimiento del empleo en este segmento que pasa de 4.716 puestos de trabajo en el año 2006 a 9.150 en la actualidad”, sostuvo la Capcica.

Terminado

“Las importaciones de calzado deportivo terminado, que llegaron a casi los 14 millones de pares en el 2007 sólo alcanzan los 3,3 millones de pares en los nueve primeros meses del año. Estas importaciones registran un elevado precio unitario que hace que no compitan con la producción nacional sino que la complementan”, afirmó.

Es decir, sobre 22,6 millones de pares de calzado deportivo comercializados en la Argentina, 3,3 millones es importado, lo que representa menos del 15 por ciento del mercado total.