Miles de mujeres llenaron las calles durante la hora de paro por NiUnaMenos

cvksfxexeaalvrh

Miles de mujeres vestidas de negro, bajo una intensa lluvia y al grito de “Ni una menos, vivas nos queremos” tomaron las calles porteñas en su primer paro contra la violencia de género y los femicidios, que se cumplió entre las 13 y las 14, como paso previo a la marcha convocada para las 17 y que unirá el Obelisco y la Plaza de Mayo.

En el Congreso nacional, en la Legislatura porteña, o en el aeropuerto de Ezeiza y en muchos otros puntos de la ciudad y sus alrededores, las mujeres de negro hicieron un ‘ruidazo’, que se escuchó en todos los barrios capitalinos.
La manifestación fue especialmente notable en el microcentro porteño, donde se concentran organismos públicos desde donde salieron ellas a las calles para visibilizar las discriminaciones y la cultura machista que termina en la expresión mas grave de la violencia: los femicidios.

La movilización que se gestó espontáneamente hace sólo una semana, a partir del horrendo asesinato de la adolescente Lucía Pérez, de 16 años, en Mar del Plata, tuvo amplia adhesión de de empleadas de organismos públicos, de empresas privadas, policías, mujeres que realizan tareas de limpieza en oficinas céntricas, periodistas de medios con sus redacciones en la zona -entre ellos, Télam- acompañadas en el ruidazo con las bocinas de colectivos y automovilistas.

Luego de una hora de paro y ruidazo, las mujeres de negro, acompañadas por hombre que se sumaron a la protesta, terminaron la primera acción del día de protesta contra los femicidios con un aplauso y un abrazo colectivo.

Los repaldos a la iniciativa

La medida fue apoyada por diversos organismos, organizaciones de la sociedad civil y gremios que hicieron pública su adhesión y también convocaron a participar de la jornada de protesta.

Así, el INADI anunció que participa de la marcha “rechazando toda forma de violencia contra las mujeres. Es importante que las leyes se vean reflejadas en las prácticas sociales”, recordó el interventor del organismo, Javier Bujan, quien dispuso que se embanderará el edificio central de Avenida de Mayo 1400 con la consigna #NiUnaMenos.

El ente entregó también a la población, en todas sus sedes, material de sensibilización contra las violencias de género.

En tanto, desde el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) expresaron su “acompañamiento al reclamo de las mujeres, de los familiares de las víctimas de femicidios y de la sociedad entera” con “trabajo, porque es lo que nos compete”.

“El desafío es imponente, implica desandar siglos de desigualdad estructural que legitiman la violencia y consolidan la subordinación de las mujeres; pero lo estamos asumiendo”, agregaron.

También la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adhirió a la protesta que es “la primera en la historia argentina donde las mujeres paran y no podíamos no formar parte de esta medida”.

Para el Defensor Alejandro Amor “los hombres debemos comprometernos con esta lucha porque somos responsables y formamos parte de la problemática que afecta a la sociedad en su conjunto”.

Unicef Argentina, por su parte, emitió una serie de tuits a través de los cuales tomó postura en favor de la jornada de protesta prevista para esta tarde: “Hoy como todos los días nos unimos al reclamo de #NiUnaMenos. Todas las mujeres deben estar protegidas. Todos los derechos de las niñas y las adolescentes deben ser respetados. A los 16 años nadie debería temer por su propia vida, sin importar como se vea, qué vista o qué haga”, en clara alusión al caso de la adolescente Lucía Pérez, asesinada brutalmente en Mar del Plata, el pasado 8 de octubre.

“El acceso a la justicia y la protección de las víctimas de violencia de género es una obligación del Estado”, concluyen los tuits del organismo de la ONU.

“La consigna NiUnaMenos es el total rechazo al machismo sea como sea y exprese como se exprese. Nuestra comunidad LGBTI también sufre la misma violencia porque el origen de esa violencia es la misma, el machismo. Basta de femicidios y violencia a las mujeres”, aseguró Cesar Cigliutti, al sumar la adhesión del organismo que preside, la Comunidad Homosexual Argentina, a la jornada de protesta de.

 A su turno, la CTA Capital autónoma llamó a parar “a las mujeres ocupadas y desocupadas, las que tienen trabajos formales e informales, las que trabajan en sus casas cuidando a sus hijos o hijas, las jóvenes y las jubiladas” porque “todas podemos parar” para “volver la rabia en organización” y “para que nos escuchen.”

“Una vez más nos vemos en la obligación de salir a decir basta, la violencia machista mata. En la Argentina una mujer es asesinada cada 30 horas por el hecho de ser mujer. La violencia machista mata y esa es la mayor inseguridad para las mujeres junto con la inseguridad a la que nos somete el ajuste y la represión como única respuesta”, afirmaron.

Por Télam

Foto Radio Universidad