Cambiemos busca acordar con la oposición por el Presupuesto

img_1560

La conducción de Cambiemos de la Cámara de Diputados redoblará sus esfuerzos para acordar con el massista Frente Renovador y el bloque justicialista los dictámenes de Presupuesto y de la limitación de los superpoderes, que el oficialismo buscará sancionar en una sesión que se celebrará el 2 de noviembre.

A la luz de los consensos que está terminando de enhebrar el Gobierno con los mandatarios provinciales sobre responsabilidad fiscal, distribución de recursos, y ganancias, el oficialismo avanzará con los acuerdos que permitan firmar los despachos que se debatirán en el pleno del cuerpo.

La intención de Cambiemos es terminar este martes con la ronda de consultas con la exposición del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y continuar con las negociaciones con el massismo y el justicialismo para acordar las reformas al proyecto de presupuesto, y sobre superpoderes.

El presidente de la comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, afirmó que la intención del oficialismo es “avanzar con los acuerdos” con la oposición para tener los dictámenes consensuados, y vaticinó que “seguramente el jueves estaremos firmando los despachos”.

Las conversaciones se hacen entre Laspina, el jefe de la bancada del Pro, Nicolás Massot, el massista Marco Lavagna, el justicialista Diego Bossio, y cuando es necesario se suman el titular del interbloque Mario Negri y el titular del cuerpo Emilio Monzó.

Además del Presupuesto discutirán el proyecto que pone limite a la facultades extraordinarias que tenían los gobiernos desde 2006, cuando se eliminaron los topes para poder reformular el Presupuesto.

En este sentido, el proyecto oficial propone acotar a un 10 por ciento del Presupuesto la posibilidad de reasignar recursos por parte del Poder Ejecutivo durante el ejercicio 2017, con lo cual le pondría un tope a una potestad que, desde 2006 hasta ahora, fue ejercida sin techo.

En tanto, para los años subsiguientes, la propuesta de la gestión de Cambiemos es ir reduciendo gradualmente el margen para la reasignación de partidas, que para el 2018 la fija en el 7,5 por ciento del total del Presupuesto y mientras que, para 2019, la lleva al 5 por ciento. 

Otro punto clave es si incorporan al Presupuesto tres artículos que reforman la ley de responsabilidad que vence a fin de año o aguardan el proyecto que prometió enviar el Poder Ejecutivo, pero para ello aguardarán el resultado de las negociaciones entre el Gobierno y los mandatarios provinciales, que se realizarán el martes en el CFI.

El diálogo sobre esta iniciativa está centrado en reformar la ley de Responsabilidad Fiscal que vence a fin de año para flexibilizar las condiciones de acceso al crédito, la prórroga de las deudas, y reducción del déficit, según indicaron fuentes gubernamentales.

Si bien hay pedidos puntuales para aumentar partidas, incluso dentro de la alianza Cambiemos, porque el radicalismo pidió un aumento en ciencia y tecnología y para el INTA, para obras públicas, los ejes centrales del Presupuesto no están en discusión.

Sobre este punto, el secretario parlamentario del bloque radical Miguel Ángel Bazze, dijo que se “atendió nuestros pedido de un aumento del Presupuesto para Ciencia y Tecnología en las contactos que mantuvimos con funcionarios del Ministerio de Hacienda”.

El proyecto de ley de Presupuesto Nacional para 2017 contempla un gasto total superior a los dos billones de pesos, de los cuales el 64 por ciento se destinarán a servicios sociales y a un ambicioso programa de obras públicas, y un 10 por ciento a la deuda pública.

Por DyN