Expertos desafían al sistema de voto electrónico a una prueba pública

img_1563

Después de que la Cámara de Diputados de la Nación haya votado la implementación de la Boleta Única Electrónica para aplicar en las elecciones 2017, y mientras se espera de que el proyecto que impulsa el oficialismo sea tratado en el Senado, un grupo de expertos en seguridad informática se subió al debate ante la posible vulnerabilidad del sistema. Con una invitación oficial y abierta al Gobierno nacional, piden poner a prueba las máquinas que se usan para el voto electrónico y probar, en una “auditoría pública”, si son permeables a hackers o dispositivos que puedan modificar los resultados.

La cuestión interesa particulamente en Mendoza porque es el sistema que se quiere utilizar en las PASO de Santa Rosa y en las generales de ese departamento, en diciembre y febrero próximos. Y justamente por estas y otras incosistencias del sistema se han despertados sospechas de diverso tipo.

El miércoles, jueves y viernes se llevará a cabo en la Ciudad Cultural Konex la Ekoparty, una de las conferencias de seguridad informática más grandes de Latinoamérica. En el evento participarán expertos en redes, tecnología y sistemas de protección e intercambio de información. Dos días después de que se aprobara en Diputados el proyecto del gobierno de Mauricio Macri para aplicar el voto electrónico a nivel nacional, los organizadores del evento propusieron un desafío.

“Invitamos al Diputado Nacional Pablo Tonelli, a la empresa MSA (Magic Software Argentina, que desarrolla los equipos usados para votar) y a la Dirección Nacional Electoral a facilitarnos el acceso al sistema de Boleta Única Electrónica (BUE) con el fin de realizar una auditoría abierta y gratuita para identificar los posibles riesgos del voto electrónico como herramienta democrática”, dicen en un comunicado. 
¿Cómo es la propuesta? Que la Junta Electoral y un representante del Congreso lleven las máquinas al Konex para probar ante los expertos en seguridad informática que darán charlas y conferencias durante tres días, si pueden o no ser vulneradas. Según aseguraron en las últimas semanas distintos especialistas, hay aplicaciones y dispositivos que permiten leer el chip de la boleta electrónica o destruirlos.

Durante tres días, en la Ekoparty habrá especialistas y oradores que tocarán varias temáticas, además de “las vulnerabilidades del sistema de voto electrónico”. El riesgo de seguridad de los automóviles modernos, que pueden ser hackeados y manejados remotamente; y los peligros de las organizaciones humanitarias ante los ataques informáticos son otros de los temas que se desarrollarán en las jornadas entre el 26 y el 28 de octubre.
Cómo funciona la Boleta Unica Electrónica

El voto electrónico, que ya se implementó en el país en Salta y en la Ciudad de Buenos Aires, funciona con máquinas y boletas de papel, pero que tienen un chip. El votante se para frente a la computadora, donde una pantalla le ofrece las opciones partidarias. Elige e imprime la boleta.

Los votos se registran sobre el papel y en un chip que contiene la boleta. El elector debe verificar su elección escaneando el chip. Y luego doblar la boleta para que el chip quede cubierto por una capa protectora, incorporada en la misma boleta justamente para evitar que se lea. Después de las 18, el conteo lo hacen las autoridades de mesa, con la misma máquina. Si se quiere contrastar los votos electrónicos con los registrados en papel, las autoridades pueden contar los votos en papel, leyendo las impresiones de manera tradicional.

Varios expertos aseguran que durante el proceso, hay formas de violar el secreto del voto, modificarlo, e incluso destruirlo. Por ejemplo, a través de aplicaciones de celular o dispositivos de fácil construcción, que adulteran o dañan el chip de las boletas.

Por Clarín